Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

miércoles, 11 de agosto de 2010

Mi visita al panteón y mis piezas.

Este fin de semana finalmente fui a ver la tumba de mis padres, de verdad hubo momentos mientras estuve tan enfermo que pensé que regresaría ahí en un féretro... Mi madre decía que una tumba no se debe olvidar, ella a pesar de tantos años siempre fue a "enflorar" la tumba de su madre, ahora están ahí mis padres... He ido poco, pero es que, es tan contundente la muerte ahí que he evitado ir. He soñado muchísimo ese sitio, un panteón cerca de Texcoco, en mis sueños me trasladaba en autobús y una vez en una barca sobre un lago con mis perros, lo soñé tanto que era necesario ir.

En estás fechas de lluvia la yerba esta muy crecida, demasiado, hay caracoles en las lapidas de las tumbas adheridos, el olor a humedad inunda el sitio... hay un ambiente fresco y todo es tan verde que la vista es espectacular. Me llevó mi hermano Radames y Laura, su mujer, junto con mi hermana Leticia... no pude llevar a mis hijas Llevamos flores; Nardos, Nubes y Gladiolas que siempre que las veo me recuerdan el ramo de bodas de mi madre cuando se caso, claro, me recuerdan la imagen que tengo de ella en una foto y por lo tanto a ella misma. En realidad no sé cuál fue el sentido de mi necesidad de ir... pero llegando ahi, me dedique a quitar la yerba crecida, a limpiar las lapidas y junto con mi hermana Leticia a poner las folres en los jarrones, y a buscar las tumbas de la familia cercana, mi madre siempre que íbamos le ponía flores a todos sus muertos... son muchos, tantos que no ubico a todos, pero me acuerdo que nos molestásemos nosotros de niños por esa acción. Ahora con los años me parece normal que eso suceda y me vi a mi mismo, buscando las tumbas de sus muertos para al menos llevarles un ramo pequeño de flores. ¿Cuál es la razón para llevar flores a las tumbas?... no lo sé... pero en mi caso, es hacer algo que aprendí de niño y que me hace sentir cerca de mis padres, que en este estado en que me encuentro, con mi salud mermada que afortunadamente de a poco esta mejorando, me hace sentirme cercano y me ubica. Mi origen esta ahí con ellos, ... y lo agradezco mucho.En mi encierro acostumbrado, terminé el cuadro de mi sobrina Carmen, ella cumplió 21 años, y le puse cuatro estrellas en hoja de plata por cada lustro y una de plata real por el primer año. La pieza se llama así; 21 años, y es un regalo a mi hermana Leticia por todo lo que ha hecho por mi en este tiempo, por tantos cuidados y dedicación. Espero que una vez que lo enmarque les guste tenerlo en su casa, pero eso lo haré hasta el próximo fin de semana que vaya a mi casa-estudio. También hice una pieza de memoria, muy mala por cierto de Javier Oliván, me gusta la idea, pero al no tener el modelo la pieza se ve forzada, en realidad era una especie de ejercicio de como utilizar el acrílico sobre la madera, me gusta el resultado... pero, quizás lo taparé y repintaré otra cosa en ese pedazo de madera. La pieza final esta bien como ejercicio... pero nada más. Y sigo en mi planeación de ideas para terminar mi closet, inconcluso desde hace ya 6 años, este es un apunte de mi libreta, se me antoja cuadricularlo con hoja de plata ... no lo sé, pero por ahí va la idea. Estoy comenzando a "enloquecer" como digo yo con mis piezas, pues me siento emocionado con lo que estoy haciendo y las ideas me embotan la cabeza, hago garabatos para estructurarlas, y hasta estoy haciendo yo mismo una gola para los modelos que usé en mis cuadro... quizás use una real, pegada en una de esas piezas, no lo sé.