Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

lunes, 28 de noviembre de 2011

Dibujando a mis hermanos...

Tratando de hacer los dibujos de mis hermanos, encuentro cosas de mis padres en ellos, la mirada, el corte de cara. Dibujando sus rostros me vienen recuerdos y como si fuera una película, veo esas imágenes en mi cabeza qué me recuerdan mis niñez. La cara de Lety preparándome el desayuno cuando era niño, cuidándome siempre cuidándome. Procurado que nada me faltara... y yo mirándola atendiendo la cocina y escuchando el radio... y nuestras idas al mercado de compras. Mi hermana Lety siempre procurando la comida de todos, tiene los ojos de mi papá... su nariz. L
Luego hice el dibujo de Blanca, a ella me acerque cuando era yo ya un adulto, después de su divorcio... cuando me contaba sus aventuras, sus ideales, sus pensamientos. Es una pena qué ahora estemos tan alejados, qué ella viva tan encerrada y queriendo no saber nada... Dibujándola, me venía imágenes de ella riendo a carcajadas, bromeando, contando chistes, bailando... Disfrutando de nuestras idas al cine... Han pasado muchos años desde aquello, pero a raíz de la muerte de mi madre ella cambó mucho, se hizo callada, distante. Cuando estuve enfermo, puntualmente me visitó en casa de Lety, me llevaba flores, fruta, pan... y sonreíamos mucho, la extraño. Ojalá la pueda ver antes de qué termine el año. Quiero darle personalmente este dibujo, pero si no puedo hacerlo al menos se lo mandaré con sus hija... .

Mi hermano el mayor, se parece mucho a mi madre... me costó mucho trabajo la imagen siento qué no logré el parecido, pero me gustó el resultado. Sólo llevo a 4 de mis hermanos, y se me hace qué será complicado tener las fotos de mis otros hermanos, espero que lo consiga.
También hice este dibujo de Libertad, mi Libertad qué la veo cada vez más cansada... le puse un marco qué tengo y qué me gusta mucho, lo he estado estaba guardando para alguna imagen que me gustara, ya llegó. La veo con cierta tristeza, y me asusta verla con tan poca energía... me cuesta trabajo recordarla como era de pequeña. Me da miedo, Dios quiera qué este contenta aun conmigo.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Dibujando, dibujando...

Está semana sólo me la he pasado dibujando en los lienzos los apuntes que hice la semana pasada... Y me gusta cómo va tomando forma cada una de las piezas, la grande y las pequeñas... También he estado tratando de recuperar mi tranquilidad, fui al gimnasio, leo y planeo la exposición del 1 de diciembre en la clínica. Siendo honesto me siento poco entusiasta con ese proyecto, algo hay en el ambiente qué no termina por convencerme, no sé qué es a ciencia cierta, pero invité a algunos artistas para exponer ahí. Y hasta ahora sólo tengo confirmados a dos, además de mi, a Helen y Zardoni. Ojalá se concrete.

Ayer me dí cuenta qué estamos ya muy cerca del fin de año. qué comienza el frio y qué cambia la luz en mi casa... y no me gusta. He visto poco a mi hermana Carmen qué con tanto trabajo qué tiene a penas si hablamos, Leticia anda también con sus cosas... y de mi demás hermanos, bueno, ni hablamos,... . De vez en vez me llama mi hermano Radames. Y con Libertad, pues ahí vamos, la veo cansada, dolorida, y cada vez mas grande... .

domingo, 20 de noviembre de 2011

Dibujando mi nuevo proyecto

Imágenes de pájaros, son recurrentes en mis cuadros, no había reparado en qué los pájaros son monógamos, ¿será esa la razón escondida en ellos? siempre creí y al menos consiente qué a mi me simbolizaban la libertad. Por eso los pinto y me gustan tanto... por eso siempre qué los veo en jaulas, me desagrada en sobremanera. Recuerdo qué en casa de mis padres, había muchos canarios, muchos, eran la vanidad de mí padre y el azote de nosotros de niños qué teníamos que ayudar a limpiar las jaulas.
Y bueno, este proyecto habla de eso, de libertad y de búsqueda al menos eso creo... así qué todo este fin de semana largo qué he estado encerrado en casa, lo único qué he hecho es dibujar en mis libretas, las imágenes que estarán en el cuadro. Busqué pájaros en pleno vuelo, encontré águilas, pero las transformaré a los cuervos qué siempre me llaman la atención y qué hay tantos en el parque donde voy con mis hijas. Siempre qué estoy ahí imagino a Libertad y Uma qué como los cuervos vuelan entre ellos. Quiero qué Uma este volando en el cuadro, y Libertad contemplándola... alguna imagen doble de mi mismo... no lo sé aun.
Pasé tres días completos dibujando esto... y ya es hora de plantarlo en el lienzo, sólo tengo esbozada la figura principal qué soy yo, y no está terminada... Necesito terminarla para comenzar con lo qué falta, para completar la composición en el lienzo que es largo y sacar toda esta emoción qué traigo. El sábado pasado vinieron Marco y su novio por su pieza, Javier, su novio estaba contento con la pieza, tanto qué me encargo otra más, basada en la misma serie de fotografías qué tienen, sólo qué en esta querían que fuera medio azul añil, no sé qué color es ese, pero bueno, ya me daré a la tarea de buscarlo. No debe ser difícil....
Y Marco preguntó qué haría yo en el lienzo que estaba a la mitad de mi estudio, le dije... y ¿cómo explicar una idea? siempre es complicado, le leí la frase qué me vino a la cabeza y de la que salía esta imagen " Cada vez qué te miro, no puedo evitar venirme abajo" se rió, pues lo asoció a algo sexual, (qué mente) yo sólo reí, y le expliqué qué me refería a lo emocional. Me habría gustado explicarle qué recibir un mensaje en mi celular era como verle... pero era demasiada explicación e innecesaria por cierto. En fin. seguiré con mi proyecto, me urge comenzar a trazarlo, para sólo tener que pintar en los días venideros, entre todo esto, también me dí a la tarea de hacer el primer apunte de la nueva pieza del novio de Marco, también es un pendiente más.
Ya es lunes 21 de noviembre... es más de medio día, a decir verdad son pasadas las 2 de la tarde, aun estoy en pijama, almorcé tres sándwiches con café, me había levantado muy temprano a comer cereal con leche y darles de desayunar a mis hijas, par luego meterme a la cama con ellas de nuevo, pero siendo lunes, entre el ruido de los vecinos, los servicios qué amablemente vienen a ofrecer a la calle, (gas, basura etc) sólo pude seguir durmiendo hasta que sonó el teléfono a las 12:40 y entonces si... no me quedo otra que levantarme y ponerme a hacer algo de provecho como diría mi padre.
Y aquí estoy, recapitulando mi fin de semana productivo y lleno de dibujos e imágenes en mi cabeza, encerrado en casa, con frío mientras afuera hace un sol qué te quema. No quiero salir... tengo suficiente comida en mi refrigerador, pollo, jamón y queso ... pan de caja, café, jugos, refresco y agua... mucha música qué escuchar, dos libros pendientes por terminar y entre todo esto, espero encontrar la paz que necesito.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Planeando "Cada vez qué te miro"

Regresé al gimnasio, y si, es verdad qué muchas cosas se sacan por ahí, haciendo ejercicio, mirando, escuchando se perciben formas, ideas aromas... Mientras sucedía eso, me vino a la cabeza una imagen de mi mismo con pájaros revoloteándome, una mirada perdida buscando, una actitud de protección... Comencé a dibujar, notas de ideas con color muy de primera intención, sin mucho detalle, Octavio qué me ha insistido mucho en posar para mi, se presto para ello... y mirándolo, no encuentro el eco para hacer lo que yo quiero. ¿Será qué es demasiado personal lo que quiero hacer...? no lo sé.

Así qué me decidí a ser yo el modelo de la pieza y aplicando aquello de uno pal´museo y otro pal´fideo... decidí que pintaré un cuadro grande como hace tiempo no hago. Junte dos lienzos grandes que dan 125 x 210 cm. Lo tengo sobre el caballete, abarca la mitad de mi estudio, pero me gusta verlo, necesito ver el lienzo para comenzar a trazar... Ver lo blanco, me hace imaginar lo que quiero, creo que ya tengo la idea concreta para el personaje central, usaré el último apunte de Octavio como base para hacerlo.

Tengo varios pendientes por concluir, la pieza de Daniel que no me ha dicho qué quiere qué pinte, y la de Tamayo, qué estoy terminando de trazar la idea.... pero como sé que terminaré estás piezas muy pronto, no quiero tener espacios en blanco en mi estudio y quiero pintar y pintar hasta el fin de año. Qué por cierto, este año no estaré en el sol como tanto me gusta. Pero a cambió de eso, estaré en casa trabajando en esta pieza qué además voy a disfrutar mucho.

Quiero hacer un acrílico de Doña Cristina, la esposa de Don Héctor, quiero regalarles las piezas de fin de año, y terminar con los retratos de mis hermanos, también para regalárselos. Yo sé que ellos si se juntan y celebran esas fiestas, la familia siempre es muy demandante y finalmente las celebraciones de fin de año se convierten siempre en una vorágine, qué hasta los qué despotrican en contra de la iglesia católica, terminan celebrando...

Y bueno, dibujar y dibujar es lo único que tengo por hacer... y terminar el modelado de las piezas qué tengo comenzadas... me recomendó Zardoni hacer antes unas maquetas de lo que pretendo hacer para qué me de una idea clara de qué necesito como "alma" de esas esculturas... Por lo pronto de lo qué me doy cuenta es que necesito una buena lámpara para trabajar en esa parte de la casa, la luz ahí es muy pobre.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Trabajando nada más.

Esté último mes del año siempre me altera un poco... hace frío, se oscurece temprano, y se siente el viento, así qué paso muchas tardes mirando como cambia la luz desde mi ventana con una taza de café en la mano. Me levanto siempre pasando las 10 de la mañana, me pongo a dibujar en mi libreta, cualquier imagen que llegue a mi cabeza, escribo en mi diario físico y leo las noticias qué creo pueden interesarme (la verdad poco me interesa del mundo, aun qué me digan ignorante) Escribo aquí, y escucho música. Y entre todo eso, termine esté acrílico en papel que me pidió Marco Luis, sé que será un regalo para su compañero por su cumpleaños y espero haber logrado lo que él quería... A mi me gusta y me resulta interesante la resolución... La verdad que me es tan fácil hacer estas piezas qué debería proponerme hacer al menos dos por semana... en fin. He dibujado en mi libreta ideas sueltas para los lienzos qué tengo en el caballete, algo interesante tiene que salir de ahí. Y tengo ganas de hacer un autorretrato desnudo, me he hecho algunos pero son parciales, y ahora qué lo pienso, han sido los dos que tengo frontales cubriéndome con la mano mis genitales, ¡mmm! , ¡cuanto pudor!, jeje... veré que me sale.
Y en la semana revisando unas carpetas de dibujos viejas, me encontré esta fotografía de una pieza muy vieja, según alcanzo a ver está fechada en 1993, y viéndola no puedo dejar de pensar cosas como que, qué malito de mis nervios estaba. Me parece una pieza muy fea, pero recuerdo qué se la dí a Lázaro, y recuerdo que la enmarcó, debe haber incluso una foto de la cómoda qué estaba debajo de la pieza en el estudio de Álvaro Obregón, y supongo qué él se la quedo, por qué no recuerdo qué entre las cosas que me regreso (ofendido por mi desdén, según él) estuviera esa pieza. No debe ser más grande que una hoja de papel marquilla, y viéndola a la distancia... caray, cuanta necesidad de hablar de lo que en terapia hablaba... Tres personajes en mi cabeza, tres... y finalmente, hasta la fecha, dominó el de en medio.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Ocio, dibujos y plastilina blanca.

Dibujar es lo único que he hecho toda mi vída, dibujaba en el salón de la primaría, a la salida, en la parada del autobús, a la salida del trabajo. Por evasión, por convicción, por no tener nada qué hacer, por llenar libretas en blanco que me encontraba, por usar lapices exóticos, por no mirarme en el espejo... por dejar de sentir y no pensar... Siempre he tenido una razón para no dejar de hacerlo, para evadirme y meterme a daríolandia... qué es de dónde nunca debo salir.

Me compré unas libretas de dibujo maravillosas!!! (bueno, todas las libretas lo son)... y he estado buscando imágenes para hacerlo, Tomé la imagen de mi Hermana Carmen, y haciéndola, me recordó a mi madre, se parece mucho... y me nació el amor filial, se me antoja hacer un retrato de cada uno de mis hermanos y regalárselos, ... aunque estoy seguro que no les es importante, pero a mis hermanos cercanos si... comenzaré con ellos, con Lety y Radames.
Regresando a la ciudad, me tope con la fabulosa noticia de que Marco Luis quería que le hiciera una pintura en acrílico a su compañero... me dio una foto y comencé a trabajar, casi la termino, y como siempre, para acercarme al rostro de un completo desconocido, lo primero qué hago es dibujar lo más fiel posible su cara... Le gustó la imagen a Marco... lo vi contento y eso siempre me halaga... casi termino la pintura, estoy seguro qué no pasa de esté fin de semana... Me gusta, de verdad me gusta...
También, antes de irme, me buscó Eduardo Tamayo, quiere qué le haga un nuevo retrato, pero esta vez en mi interpretación de lo qué debe ser un viaje bajo los efectos de los hongos. La verdad que mi único hacercamiento con las drogas ha sido las mentanfetaminas y la marihuana... Y no estoy seguro de qué sea el mismo efecto... y tampoco recurriré a ello para saber como pintar esto... él me envío imágenes y vídeos, espero poder entender el desprendimiento dual que percibo con todas esas imágenes... y hacer un cuadro al menos lo más cercano a lo qué él quiere.
Y buscando en mi memoria, encuentro recurrente su imagen, ¿será el silencio... la ausencia.?... no lo sé. Quiero pintar esta sensación... a través de su imagen, pero me siento invasor. Me dijeron ten fe, da amor y ten confianza. Poco puedo hacer Gilberto, muy poco y en verdad nada. Y aun qué tenga tanto qué decir, con la puerta cerrada de nada va a servir,

En estos días desayuné una vez con Bety, teníamos qué ponernos al día... y otra con Jorge Trejo... que amablemente quería enseñarme como enmarcó las piezas que recién tiene mías... Las puso en su recámara con un marco grueso color plata que las hacía lucir muy bien. (siempre es muy raro ver mi trabajo en otras casas) Desayuné muy rico... y me ayudo a traer a casa mi cuadro de la exposición del Salón de la Plástica Mexicana.

También compré material, dos telas, acrílicos, lapices de grafito, una libreta de dibujo (na más) y tengo aun una larga lista de cosas qué necesito... Limpié mi estudio, y puse en el caballete la pieza de Marco Luis y un nuevo lienzo grande en blanco, para ver que se me ocurre. Y sigo aquí, encerrado viendo por las tardes la lluvia, con una taza de café, mis papeles y por si fuera poco, ahora, con un montón de plastilina, porqué quiero modelar, ¿qué quiero hacer?... claro que lo sé, pero... no sé si me atreva.

martes, 8 de noviembre de 2011

Reencontrándome con mi estudio.

Dibujé muy poco estando fuera, hay unos apuntes qué hasta qué los mire acá en casa, entendí que eran y de dónde salieron... Los apuntes que hice en mi libreta de cuando se filmaron las escenas de central park... recuerdo qué me decían; - tenemos que ver qué estás dibujando-. -¿qué quieres qué dibuje?- preguntaba. Me cuesta trabajo dibujar algo qué no veo. Recuerdo qué antes no era así... Antes tomaba una hoja, la que fuera y comenzaba a dibujar... ¿me habré viciado? porqué ahora, si no tengo frente a mi algo... no puedo. Así que este árbol es lo qué tenía frente a mi, y comencé a dibujar...
También hice un retrato rápido del chico qué me roba... el ecuatoriano, Y en la tranquilidad de mi recámara en Queens, hice el dibujo de la sobrina de Oliván, uno de él recién levantado y un autorretrato, y garabatos, muchos garabatos de los sitios en los que de vez en vez me senté a descansar.
Entrar a mi estudio-casa, me hizo sentir cierta tranquilidad, mirar mis pinturas, mis pinceles, el cuadro del caballete, revisar el correo, las llamadas en el registro del teléfono, echarle agua a mis plantas, abrir las ventanas y qué entre el aire... mirar los porta retratos, mirar con esperanza donde nos estamos abrazando, esperar la llegada de mis hijas, buscar qué comer. darme un baño de agua caliente e intentar dormir después de tanto tiempo fuera de mi cama, re encontrarme con mi música... .
Desempacar, sacar la ropa sucia, mis pinturas, ... darme cuenta que efectivamente vendí un par de acrílicos que me significaban mucho, uno de Gilberto; "en los ojos de Dios" y "soñando despierto en mi elemento" y pensar que sólo recibí dinero a cambio del amor de esas pinturas... Pero esto del arte es así... yo me desvivo por mis cuadros y al final, recibo dinero qué me da de comer. Y sé que soy un "artista" con mucha suerte.
¿Qué he hecho estos días?... no mucho, dibujar, ordenar, pensar, leer, sacar cuentas de pagos, negarme a salir, dar negativas a las invitaciones, montar una ofrenda de muertos, venerar a mis padres, prender incienso... soñar despierto... Y buscar poner mi mente en blanco para entender el agobio del otro, y qué no me afecte a mi. Porqué amar Gil... siempre es una bendición, un privilegio y a pesar de a veces sentir vergüenza de ello, el amor no debe ser algo que te avergüenze... pero amar... por encima de cualquier cosa por encima de mi... eso, es necedad.

Amar hasta dónde esté dispuesto el otro a recibir, pero nunca jamás sobre mi.