Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

domingo, 31 de diciembre de 2017

Recuento 2017.


Darío Mijangos 2017. by Slidely Slideshow
Se termina el año... y como siempre hago un conteo de lo que he hecho y de lo que me falta. Y aunque no he pintado tanto como yo quisiera, la verdad es que ha sido un año muy productivo... He trabajado con objetos y he hecho que mi pulso mejore para trazar en espacio tan chicos... Y en mucho se lo debo a Aurea, que con su ejemplo y dirección, he aprendido otras maneras de pintar. Y eso Gil, es un crecimiento importante... porque me he salido de mi zona de confort y estoy aprendiendo otras técnicas, cosas que enriquecen mi trabajo y que me permite sentirme más pleno y libre. Hay días en que siento que no estoy haciendo nada, pero... Diego siempre me hace ver que no paro, que no dejo de trabajar, ni de hacer, si no escribo, dibujo o pinto o veo exposiciones, escucho música, leo y sigo aprendiendo... .
En medio de todo esto, he tratado de mejorar mi carácter, de ser  mejor persona, de crecer y ser mucho más respetuoso, mucho más "agradable" con mis comentarios y si no es algo bueno que tenga que decir, mejor no decir nada... y no ha sido nada fácil, porque ver esto en mi, me provoca mirar enfrente y darme cuenta de lo tedioso que puede ser vivir en un circulo donde todo mundo cree que es mejor persona que cualquiera y eso les permite críticar, burlarse o agredir a los demás, pero bueno, eso es crecimiento de cada quién, yo no lo comparto, no lo entiendo y mejor me hago a un lado... no puedo contra ello.

La salud... este año me dió un susto que aun no tengo claro qué es lo que vendrá... pero, si bien, los primeros días me sentía hasta angustiado, hoy me siento tranquilo pues estoy convencido de que lo que sea lo voy a superar... En mi círculo cercano ha habido muchas enfermedades, mis hermanas, Lety y Carmen... el esposo de mi hermana Ángeles, Áurea e Iza... Yo mismo  y mi tan famoso tumor que aún no me dicen nada a ciencia cierta... Cuando era niño, estas cosas me asustaban mucho, ahora entiendo que es parte de la vida y que depende de cada uno como se enfrentan estas cosas, con miedo, con evasión o con total y absoluta indiferencia en lo que respecta a lo que uno debe de hacer o cambiar para estar mejor. Los hábitos lo son todo...  eso es lo que he aprendido en la vida... y hay hábitos que aunque sean parte de nuestra  piel, si son hábitos... por supuesto que se pueden cambiar  y con eso, mejorar la manera en que estamos viviendo... ¡y qué difícil es eso! Oh si... Pero contrario a mi, que núnca me gustó que me dijeran que podía y que no podía hacer... Basta con que un médico me lo diga o lea algún artículo médico, y me expliquen porque debo cambiar esos hábitos... lo hago, sin problema, sin chistar... Después de todo el único beneficiado seré yo. Así que... lo que sea que me digan los médicos, estaré bien...  porque hay una vocecita Gil, que me dice que en verdad... Todo irá bien. 

Ante todo lo que me ha pasado sobre todo casi al final del año... lo que más gusto me da, es que no he dejado de dibujar, no dejo de trabajar... aun nen el hospital hice u par de dibujos... Porque al final, la vida la quiero para eso... para, además de vivir el día a día, la quiero para seguir dibujando y através de eso, ir mejorando la percepción de mi mismo... y del mundo que tengo cerca. Gracias vida, gracias... gracias Gil por escucharme un año más. y si, sé muy bien, que te he tenido muy descuidado este año, pero, prometo, que no pasará de nuevo. ¡¡¡Gracias!!!