Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

lunes, 8 de enero de 2018

Que trabajo cuesta iniciar.

 Inició el año 2018, quién diría que ya han pasado 18 años desde que comenzó el sigo y a veces, las cosas parecen igual... pero bueno. Yo  inicié con mis hermanas Lety y Carmen... y sus famílias y la pasamos tranquilos y bien, cenando  en casa de Carmen, que ahora le ha dado por cocinar como un objetivo de su vida y eso me encanta... que tiene algo que le apasiona.  2017 fue un año de muchas emociones encontradas, perdí amigos... varios, aún el último día del año, me enteré días después que había muerto uno de ellos, muy joven, de una embolia pulmonar... No cabe duda que nadie tiene la vida comprada y que a veces... asusta mucho más saber de cosas así.  Cuando me entero de cosas de esas, de alguién tan joven, siempre me preguntó, le habrá dado tiempo de terminar de hacer todo lo que quería hacer en su vida...  Cuando pienso en mi propia mortalidad, es eso lo que me asusta... darme cuenta lo mucho que me falta. 
 Mis hermanas siempre están cerca de mi... Lety, ha sido la que ha estado en mis visitas médicas... y se lo agradezco mucho. Me molesta un poco que sea necesario que vaya un pariente conmigo a las citas... pero es algo que ahora los hospitales piden, y me apena por mi hermana, que sé que a veces, no les es muy grato andar en la calle tan temprano con tanta gente en el transporte público. 
 Yo sigo dibujando en mis libretas, lo extraño es que ahora mis dibujos son muy densos , según me dice Diego... No lo había notado y supongo que es debido a todo lo que estoy pasando con mi salud aunado a que los principios de año, siempre me han costado trabajo... siempre, por el frío, por la incertidumbre, por todo lo que me pasa al inicio, no lo sé... quizás la cercanía con mi cumpleaños... o quizás es un todo.  
 Mi Diego me regaló una  pipa de agua y me encanta... ya tengo tres, se me hace que voy a comenzar a  coleccionar pipas, je je ... me la dió de  día de reyes, ese tipo de detalles siempre me hacen gracia y lo agradezco mucho, me acuerdo el primer 6 de enero que pasé en pareja, vivía Luis Enrique conmigo.... ese día desperté y sobre la mesa, estaba un jarrón de barro que ahora uso para los pinceles  un pan y un elefante de peluche... junto con una carta que decía algo así: "hola niño Darío, como no dejaste cartita, no supimos que darte, pero esperamos que te guste esto" ... amé ese detalle... y ahora, Diego cada año me da algo en ese día y en verdad Gil, lo agradezco mucho. 
 Ya comencé de lleno con el Cristo Medieval, le pedí a Belcof que posara para mi, pero me doy cuenta que las fotos que tomé soy malísimas... mi cámara no ses tan buena y necesito avanzar... aunque creo que poco a poco va tomando forma, ayer hice varios apuntes, pero en verdad que sólo uno se acerca a lo que quiero ... lo único bueno de todo esto es que, ¿por qué hacer una pieza, si puedo hacer dos?... la que me encargaron y una más para mi, para mi acervo. Mi cliente quiere enmarcarla...  yo lo veo dificil, por la forma dela cruz aunque seguro se vería lindisima... pero quizás una caja veneciana sea una opción también...  creo que es por ahi que yo comience a concretar la idea, tengo que hablar con Lalo, mi amigo artista que hace marcos y preguntarle  cobre esto. 
El fin de semana pasado, comimos rosca de reyes en casa de Aurea, con unos pocos amigos... ella había estado enferma de la vías respiratorias y cuando eso pasa, yo ni me acerco a la casa...  pero bueno, ya esta semana reanudo mis actividades diarias y comienzo a trabajar más en forma, pues me faltan varios proyectos que completar, el libro de artista del maestro Nahum y los niños Dios que queremos hacer  para el día del la Candelaria...  Y en cuanto a mi salud, ahi voy, cuidandome... esperando resultados y un último estudio que me harán el mes proximo... ni modo... tendré que esperar un poco más.  Y por supuesto, otro de mis propósitos de este año, es escribir más en mis diarios, el fisico y este, y por supuesto, no dejar de dibujar, ni un sólo día.