Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

sábado, 9 de octubre de 2010

Muy sensible... viendo teatro y en paz.

Esta semana termine un trabajo que me traía muy pensativo... termine mi "autorretrato 45... sueño de efavirenz" y conseguí hacer lo que quería, hacer catarsis con el, sacar de mi cabeza esas imágenes y emociones que tuve desde que caí en cama en abril pasado. Hacer esto me da tranquilidad, pero al mismo tiempo pone a flor de piel esas emociones... y toda la semana estuve con esa emoción... demasiado sensible, demasiado pensativo, demasiado , demasiado.... Toda la semana me sentí cansado, pero trabajé mucho también, regresé al GYM, continuo con los preparativos de la exposición de diciembre, recibí a un par de amigas en casa a Bety y a Sol en diferentes diferentes ocasiones, para almorzar y para comer. Hacía mucho que no veía a mi amiga Sol, tiene tantas broncas, pero bueno, ¿quién no las tiene?... la veo bien pese a todo, jovial. He tenido sueños muy extraños... muchos de índole sexual que me parecen extraños pues hace mucho que deje de ser un adolescente. Situaciones de cheques pagados y de recibir mucho dinero... cosas verdaderamente extrañas... pero en medio de esta sensibilidad. Cambié los cuadros de mi habitación, puse esta pieza. frente a mi cama... también coloqué la de el violín a mis pies... y me gusta ver lo que he hecho en estos meses que tengo en casa... sigo trabajando el cuadro por encargo, rehaciendo la pieza de Tiro al blanco, planeando más, haciendo apuntes, pensando, leyendo "Tinisima" durmiendo mucho, mucho... casi hasta medio día cuando puedo. Asistiendo a mis reuniones de los jueves, estudiando mi curso con Mildred, sacando toxinas con el ejercicio, como dice Palemón... cansándome para que al meterme a mi cama, duerma de corrido como hacía mucho tiempo no lograba. Viendo series de televisión por Internet que me dejan pensativo, reencontrándome con mi diario escrito, haciendo las paces con la vida, con mi cuerpo, con mi entorno. Todo esto, para sentirme vivo y feliz. Y es esta emoción la que rescato de todo esto. hay un dejo de felicidad momentáneo que siento al contemplar a mis perras a Libertad y Uma junto a mi. al ver filtrase la luz de la tarde en mi estudio cayendo en toda la habitación. al tomar la siesta con ellas, abrazados, sintiendo las respiraciones de cada uno de los tres. Bebiendo agua a borbotones limpiando mis entrañas... sintiéndome, de verdad, dueño de mi cuerpo. Y será todo esto que me tiene tan sensible que el miércoles pasado finalmente fui a ver la obra de teatro Incendios de Wajdi Moauawad obra en que trabaja Javier Oliván y que me conmovió tanto verla, por varías razones; la primera, porque siempre que lo veo a él en el escenario me embarga una emoción enorme, la segunda porque admiro su talento y de verdad que me sorprende el talento de sus compañeros... me da tanto gusto que haya gente con tal iniciativa, que proponga movimientos escénicos de esta manera, que con un presupuesto, aparentemente minino, logren recrear tantos lugares y con sus atmósferas nos lleven a cada rincón de esa historia. que es en si misma una vergüenza que sigan ocurriendo cosas así. Parece un tema alejado de nuestra realidad como mexicanos, pero es tan universal... que asusta. Toda la función me la pase llorando sintiendo lo que describían... la chica que hace el papel de la madre Karina Gidi, es en extremo convincente, pues sentía cada una de las palabras que decía...¡que talento de mujer!. Debe ser muy desgastante representar una obra así para los actores, deben terminar agotadísimos. Yo salí muy complacido y conmovido por lo que había visto, por la historia, y claro por el talento de toda la compañía, Como creativo, me emociona mucho ver que haya gente tan comprometida con su trabajo, me da esperanza de que el arte escénico en verdad es un vehículo para la conciencia y para llegara a las masas... y no solamente para entretener como algunos dicen. Que gusto que haya gente así y que privilegio poder verlo y en un par de horas y cachito, ser parte de esa atmósfera, que privilegio es para mi, que Javier Oliván este en mis cuadros....