Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

martes, 2 de agosto de 2011

Reflexiones...

Amor: Es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (científico, filosófico, religioso, artístico). Habitualmente, y fundamentalmente en Occidente, se interpreta como un sentimiento relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de emociones, experiencias y actitudes. En el contexto filosófico, el amor es una virtud que representa toda la bondad, compasión y afecto del ser humano. También puede describirse como acciones dirigidas hacia otros (o hacia uno mismo) y basadas en la compasión o bien como acciones dirigidas hacia otros y basadas en el afecto

Pero, todo mundo tiene una nomenclatura diferente, y lo vive de forma diferente... también la edad lo percibe de forma diferente... y finalmente, después de mucho caminar, de ensayo y error, concluyo que hay que tener cierta madurez para sentirlo y lograr compartirlo... lograr como siempre digo yo, reflejarse en la mirada con el otro. Así que si, yo he sentido esa emoción. Y en momentos, muy fugaces, muy pequeños y por instantes de tiempo muy cortos, he visto mis ojos en el otro. y eso... siempre asusta.

También sé qué es una emoción unilateral, que sólo representa a uno mismo... que muchas veces poco tiene qué ver con el otro, que en la más de las veces... es producto de admiración y de contemplación y aunque si bien, puede convertirse en una necesidad para el que siente, para el otro... no lo es.
Así qué mientras tanto, teniendo todo muy claro de este lado, lo único que me queda es buscar un trapo muy absorbente que logre recoger todo lo que vertí en el piso, secar estas emociones que tenía guardadas en mi interior, y meterlas en el mismo bote que por tantos años guarde en el closet y que no me provoque patinarme si las piso, o que si alguna luz se refleja en ese charco, no me deslumbre y me tire. ¿qué hacer con todo eso?... pues eso Darío... guardarlo, y dejarse de pretensiones y conformarte con tu estudio, tus pinceles, tus perras y tu vida... y date el consuelo de pintar imágenes que emulen la cercanía.