Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

jueves, 18 de agosto de 2016

Un montaje... muy concurrido.

Ayer fue un día muy pesado y es que siempre que me toca montar mis exposiciones me pongo muy nervioso. To soy el vivo ejemplo de que los artistas que exponemos,  no deberíamos estar en los montajes de las exposiciones...  el estres es enorme... yal menos yo, no sé responder a las preguntas... para mi es mucho mejor que otros decidan cómo y dónde colocar las piezas... La verdad es que pierdo objetividad, todo me abruma y quisiera salir corriendo...  Es muy diferente cuando tengo que montar la exposición de alguien... me relajo y como casi siempre son artistas que admiro es un verdadero placer hacerlo... Por supuesto, eso te ma hace pensar si es que soy tan inseguro de mi trabajo, que no termina gustándome,,. no lo sé,
Los chicos de Fundación se portaron muy bien conmigo...  Verónica que es su jefa,los llevó para que me ayudaran a pintar... pero en realidad ellos pintaron las mamparas... que debo decir, es increible que tengan un presupuesto asignado para cosas culturales y no les den mantenimiento... Así que de verdad Héctor y Gerardo se portaron a la altura... 
Áurea, siempre dispuesta siempre con buen ojo y siempre trabajando a la par de los demás...  nunca se queja de que le duela nada ni de que se haya cansado... pero siempre es solidaria conmigo y con cualquiera que la necesite y ella pueda ayudar... Nunca dejaré de agradecerle su apoyo y cariño y me halaga muchísimo que le guste mi trabajo... y además me alienta a seguir trabajando y me inspira a aprender a hacerlo mejor. 
Y bueno... puedo decir muchísimas más cosas de ella...pero por ahora,me complace muchísimo la complicidad y la amistad que nos une,
Esta vez, hasta mi amiga Paty se vino a ayudarnos... la verdad es que todos adoptamos papeles que nos complementaron y que ayudó a que las cosas fluyeran... y paty, como los demás, tan sólo ignoraron que yo estuviera alterado y siempre me calmaron y ayudaron mucho. La verdad es que creo que estoy en deuda con ellos.. 
El maestro Sikuame, que no tenía por qué estar ahi... me ayudó con la museografía y digo ayudó porque no me cobró ni un peso y lo hizo por pura amistad... se lo agradezco mucho. Diego llegó a la 1 pm.. y muy solicito, se puso a ayudanos a terminar... Jamás había compartido esto con nadie de las personas en mis antiguas relaciones... Nadie jamás, se había interesado hasta este punto... soy afortunado.
Y mi buen amigo Lalo... que siempre es más que amable conmigo... estuvo ayudando a pintar las mamparas... colocar armellas, cargar cuadros... a estar en cualquier cosa que hiciera falta... él es así, siempre solidario... . Y al verme rodeado de tanta gente amable conmigo... de buenos amigos, me doy cuenta que soy muy afortunado... mucho... y eso lo agradezco mucho.