Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

viernes, 8 de noviembre de 2013

Trabajando...

      Estoy muy contento trabajando un nuevo proyecto, es un encargo y en un formato que me permite hacer muchas cosas, la verdad estoy un poco cansado de las limitantes de formatos pequeños, y estoy seguro que son limitantes impuestas por mi, por que sé de artistas que hacen maravillas en pequeños formatos. 

    Me pidieron una virgen, y hacer estos temas siempre me representan un reto por que tienen que tener dos elementos que para mi, son muy importantes y que siempre que veo un cuadro en alguna iglesia, me remite a ese pensamiento... Tienen que ser conmovedor y por supuesto estéticos.... Amén de las razones del por qué se haga. Hay una carga emocional al hacerlo que lleva el deseo que siempre he tenido de sentir esa fe que a muchísimas personas les apasiona... Siempre que pinto cosas así, recuerdo los rostros de devoción que he visto, recuerdo las voces de los rezos en tzotziles que escuchaba cuando vivía en San Cristobal de las Casas... me hace recordar esas veladoras que casi siempre están a los pies de los santos... y me hace pensar; que de ser ciertas esas historias de vírgenes y apariciones, sería algo maravilloso. La fe es un don, me dijeron una vez... lastima que no fui bendecido con ella, pero me entusiasma en sobremanera hacerlo y siempre, siempre, me produce un gozo estético enorme. Supongo que es muy parecido al éxtasis del que se habla cuando "llenan de amor su corazón ante la presencia de Dios" 
     En estos días vino Marco, un joven que apreció mucho. me gusta hablar con él, está tan lleno de vida y de proyectos que me parece maravilloso que los pueda realizar. Tiene muchas inquietudes artísticas, estudia Arquitectura de manera académica y música, pintura y cualquier cosa que le resulte interesante de las artes. me cuenta que está escuchando música oriental, que le gustan los instrumentos "raros" (para nuestra cultura) y qué disfruta mucho su soledad y su família, escucharlo es reconfortante, ver como las generaciones han cambiado, y como a hora los  padres pueden permitir la diferencia en sus hijos... Yo no tuve esa suerte, no me quejo, pero... habría sido tan bueno vivir de una manera más tranquila y menos estresante.  Le hice un dibujo el año pasado, a partir de unas fotos que le tome recién nos conocimos... hasta ahora se lo pude entregar. Siempre quise darle algo así... Aun no pierdo está necesidad de halagar a las personas que quiero, aunque a veces no ha sido lo mejor... El día que vino almorzamos juntos y charlamos, me ayudó con la resolución de un cuadro y sus ojos, más frescos,  me ayudaron con la proporción pues casi siempre me envicio con lo que hago y sé que a veces pierdo el objetivo. Le mostré mis acrílicos y se mostró encantado. Es un chavo honesto, honesto consigo mismo, con la vida y con los demás. Lo quiero bien.

    Ahora tengo mucho qué hacer; el cuadro de la virgen, el retrato de la amiga de Tamayo, el retrato de la nieta de sol... y tengo una idea que me ha hecho hasta soñar con ella... Quiero un ángel volando...  junto a Uma... y quiero hacerlo ya, tengo el material para hacerlo... sólo, necesito un modelo para eso. Y no sé si se lo pediré a Sergio o a Benjamín. Y por supuesto, no quiero perder la buena costumbre de dibujar y dibujar y dibujar en mis libretas... mientras veo una película en casa.