Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

martes, 28 de enero de 2014

Mi cumpleaños.

 La mañana del sábado comencé con un desayuno en casa Con José Luis, un joven que quiere que le haga un retrato, por cierto muy grande, y con quién tengo mucha afinidad de pensamientos y de intercambio de ideas que siempre es muy dificil compartir. Me causa una gran empatia y hacer ese retrato me va a gustar mucho. A él le gusta mucho mi trabajo especialmente "mi drama " como el lo llama... me halaga que así sea y veo y confirmo que la gente siempre reacciona a sus tonos emocionales. Así que después de haber tomado muchísimas fotos sobre él, comenzaré a dibujar y a preparar la tela para trabajar... Por cierto, es muy probable que vayamos a un rave el fin de semana juntos, y será, muy, muy divertido...
 Por la tarde fui con mi hermana Carmen y Leticia a lo que yo llamo una tradición familiar, a comer, pollo, mole y arroz. Y si bien sólo eramos nosotros, la pasé muy bien, no tengo ninguna duda del amor que recibo de ellas, de las atenciones que me dan y de la seguridad que eso representa. Ellas, siempre están... y sé que estarán. Yo las quiero mucho, quizás no las veo como hermanas, si no como verdaderas amigas... y eso hace que nuestro lazo sea mucho más grande. Leticia, se desvive por atenciones hacia mi. Por darme de comer lo que ella puede y considerara que es necesario, su manera de mostrar su cariño es a través d ela comida, y me encanta. 
De verdad que soy un hombre con mucha suerte, recibí muchísimas llamadas, tantas que me retrase para irme al gym, recibí, muchos mails, mensajes en inbox, mensajes en mi muro. Me siento, muy querido. Comí con Miss Garduño, Paola su hija y su nieto Diego en un restaurante chino, delicioso! Son una familia que me a acogido como si de la misma sangre fuéramos, Miss Garduño, siempre está cerca de mi. Siempre pendiente, siempre con un regalo que darme, siempre atenta, siempre... Remate cenando en un restaurante italiano con Silvia Morón, una amiga, también entrañable y que coincidió que está en ciudad de México por trabajo con mi cumpleaños. La verdad es que poco nos escribimos, pero el lazo es tan fuerte que cuando nos vemos, pareciera que nos vimos un día antes, y nos queremos mucho, yo siento su cariño y es una mujer importante para mi.

Uma, siempre feliz, ella comió hoy carne azada. Bisquets con mermelada y por la mañana nos habíamos abrazado tanto que me lamió la cara de contenta que estaba... Soy feliz al lado de ella y estoy seguro que ella lo es conmigo.

Me siento bendecido y muy feliz. Y mis hermanos, wow, son lo máximo. Y mis amigos... son tantos y tan cercanos que doy gracias a Dios por tener tanta empatia con la gente.