Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

domingo, 5 de octubre de 2014

Dibujar; ¡es la neta del planeta!


La verdad es que, siempre que dibujo, mi ánimo cambia... Me siento contento, feliz, animoso y muy satisfecho... Mi dibujo es malo, lo sé... y sé que tengo que seguir practicando para mejorarlo... Lo mejor de hacer estos ejercicios; es que como no tengo presión alguna por hacer nada "bien"... mi mano es libre de hacer y deshacer cuanto quiera... Sólo le pido al modelo que se siente (y si se quedara en silencio, sería más feliz) y me pongo a dibujar. Así, con un plato de jitomate y aguacate picado un poco de queso y una copa de vino rojo y Uma al lado... pasé la tarde de ayer dibujando. ¡¡Ah qué feliz me sentí!! Son esos momentos en que siento que el regalo de la vida es maravilloso, sin preocupaciones, sin pensar en la lluvia, sin acordarme de mi cuenta de banco, sin estar pendiente del otro o de ningún otro... Somos mis papeles, nis pasteles y yo... nada más. Voy a seguir con estos apuntes hasta que se me acabe el papel y de ahí sacaré una composición para la tabla que tengo grande en el caballete. No corre prisa, no hay nada que me presione... La verdad me gustan tanto que estoy pensando en que a lo mejor uno de los mejores apuntes lo enmarque u lo cuelgue en mi estudio, no lo sé. Hoy es domingo, y pretendo seguir trabajando con estos apuntes... 

Anoche, Octavio se sentía muy cansado y decidimos parar... pobre, tenerlo tantas horas inmóvil y desnudo debe darle frío, para compensarlo le preparé una pasta, carne y una copa de vino, se veía cansado. Se mostró muy contento con el resultado del día y nos despedimos de muy buen agrado. 

Me quedé a medio dibujar solo y a ver una serie de televisión que encontré en la red hasta casi las 3 de la mañana. Uma dormía y dormía... Me sentía feliz, como una lombriz.
Sigo son poder comenzar con el óleo de la "Caja de Té" ni el apunte que  hice en una de mis tablas... Estoy esperando que seque la hoja de oro para comenzar, yo creo que mañana ya podré seguir con esas piezas, pero no quiero dejar de dibujar en en papel... quiero seguir haciendo apuntes  y encontrar cosas que mejoren mi trabajo. 

Hablando de todo y nada, te cuento Gil que sin duda crecer es algo que cada día valoro más... Han pasado muchas cosas a mi alrededor que en otro momento de mi vida me habrían perturbado, ahora no, ahora soy capaz de observar a la gente y deducir, sin prejuicios, en la medida de lo posible, como piensan, como actúan, como son en sus vidas, su ética y su moral y eso me da una pauta para saber si puedo o no, tenerlos cerca... Me sorprende como he logrado mirar todo esto y sacar mis conclusiones, así que ya no me altera ni me preocupa cuando alguien es incoherente consigo mismo, sencillamente... sonrío y callo, sigo adelante. Sin duda estoy bien entrenado. y me siento bien. Por supuesto que tengo amigos muy cercanos que adoro en el alma... pero la manera en que se comportan en la vida no es algo que me afecte... así son ellos y así los quiero, sólo que no me toquen y todos en paz.

Hoy me paso algo muy extraño. desperté dolorido y medio perdido... me levanté, me puse una sudadera y caminé hasta la cafetera... y de pronto; al mirar mi entorno no sabía qué hacía ahí... miré el caballete, miré la computadora, miré la cocina y me asuste... ¿dónde estoy? -me pregunté... fueron fracciones de segundos... ¿será el efavirenz?... no lo sé.