Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

martes, 5 de mayo de 2015

Terminando "La Triada" me falta Uma.


Ayer me levanté a las 8 am, y paré hasta las 10 pm... Todo el día trabajando para terminar mis piezas y tener todo listo para este jueves próximo... Vino Eduardo por la pieza de "Amor de dos" para ponerle una caja veneciana, que desde hace muchísimo tiempo debí haberlo hecho... La pieza la pinté en el 2000 y ahora, quince años después decido hacerlo, pero estoy seguro que quedará muy bien esa pieza e incluso después del a exposición si regresa a mi estudio... podré tenerla colgada en mi estudio.
Casi al medio día llegó José Luis... me trajo café de Colombia, buenísimo  y cerveza... le causo mucha gracia saber que yo no bebo cerveza, pero la verdad es que nunca le he encontrado el gusto.  Charlamos un momento y poco a poco comenzó a desnudarse para poder trabajar. La verdad es que trabajar siempre con el modelo  en vivo es muchísimo mejor... Me gusta más y lo disfruto mucho... puedo ver tantas cosa que las fotografías no me dan y que además me crea una visión plana de las cosas... La figura poco a poco se fue tornando con volumen y eso me emocionó mucho... De él sólo necesito que sequé un poco el tatuaje para poder darle la sombra que me falta y terminar.

 Diego llegó tres horas y media después... con la comida para los tres... Comimos y charlamos un momento en lo que nos hacía digestión... Ya había terminado con José Luis y antes de irse le tomé unas fotos para mi registro.   Inmediatamente Diego se desnudo y tomé el pincel para trabajar el personaje que era él en la pieza... Nunca dejará de asombrarme como me es más sencillo trabajar con un modelo que conozco perfectamente... que de alguna manera me es tan cercano. La figura fue saliendo mucho más natural, mucho más voluptuosa y corroboro que me enncanta pintar así, con el modelo enfrente. Charlando de todo y nada mientras pintaba, me vino a la mente una imagen de él como fauno pero en un formato mucho más grande... con una flauta en  la mano, menos pícaro quizás y si más lúdico. 

Hoy voy a trabajar con Uma... mi encantadora compañera de vida. ... Todo va a fluir mucho mejor, la conozco muchísimo y aunque estoy seguro que para ella no es tan divertido... me va a encantar tenerla en esa pieza llena de jubilo por algo que por cierto, aun sigo sin entender, que es lo que quiero decir con ella. Lo único claro que me queda es que es una imagen que tengo en mi cabeza desde hace muchos años y que quiero explotar en otras piezas.