Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

viernes, 7 de octubre de 2011

Ya es viernes...

Ayer almorcé con Lulú, que siempre es un agasajo verla y charla con ella... Agradezco mucho la amistad que me ha dado, pues ella no se a limitado a ser sólo un médico más, se esfuerza mucho para estar cerca de todos nosotros y de interesarse en nuestras cosas, más allá de la salud. La voy a extrañar, sólo espero poder conectarme por las mañanas para charlar y saber como va la vida. Toda está semana ha sido de eso, de encuentros con mis amigos cercanos para almorzar, para charlar de nosotros, Con Bety, con Miss Garduño, sólo me falta charlar con mis hermanas. También almorcé el fin de semana con Alma y cené con Zardoni que está fuera de la ciudad, y lo extraño.
Lo único que me queda es pintar y pintar y pintar... y quiero terminar esté cuadro "vuela alto" aunque hoy en la mañana Oliván me ha dado una idea qué no es tan descabellada, llevarme la pieza inconclusa y terminarla en NY en la película. Hablaré con el director y le propondré la idea... me gusta, y es una forma de llevarlo conmigo... La cuenta regresiva comienza, me voy el lunes en la mañana y me siento nervioso... aunque ayer, después de que una mujer en un sueño me dijera tantas cosas... me siento más tranquilo y confiado, Hablo de que el karma había terminado, de que comenzaba el dharma... que esté viaje era el inició de algo muy grande, hablo de éxito, de talento, de creatividad inagotable, de bienestar económico, físico, emocional, amoroso. Me dijo que volvería a sonreír, que estaba rodeado de amor, que el amor es lo único que salvaría mi vida, que me entregará a el, que lo sintiera, que diera amor, que cambiara... Y anoche... sentí lo que hacía mucho no sentía, una felicidad extrema, un calor en el pecho, un abrazo lleno de complicidad y ternura. Todo esta bien, todo va bien, todo va en buen camino, todo... gracias, gracias gracias.