Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

jueves, 26 de marzo de 2015

En silencio y aislado...

Casi sin darme cuenta tengo varias piezas comenzadas que no logro avanzar en ellas... Las alas con rosas que quiere Alma y mis dos cuadros grandes que tengo en el caballete, "El Fauno" y "la Triada" ... además de la pieza de Tamayo que ahí está, sin avanzar... que por cierto, no sé que le pasa, pues no completa los acuerdos ni parece que le importara... Y además la pieza de Israel que será la portada de su libro, esa es la que me interesa avanzar hoy, para que vaya secando de a poco.  Así que hoy pretendo encerrarme todo el día a trabajar. Ya tengo el presupuesto para los marcos de la exposición de mayo y espero poder pagarlos a principio de abril... son bastantes 26 piezas que no sé si cabrán todas en la galería, pero me conviene tenerlas enmarcadas junto con las piezas que tengo en casa las más chicas y que podré enmarcar, espero con los que me regaló Mildred. Pero antes que todo eso, tengo que pintar y avanzar en lo que tengo pendiente... Como me gustaría tener un ayudante para que se hiciera cargo de esa parte tan engorrosa de enmarcar lo que tengo en casa... Sin embargo, debo sentirme afortunado porque la Fundación Pascual hará toda la mano de obra en los marcos grandes,  y yo debo corresponder de alguna manera con ellos, son, más que amables conmigo.
Ayer por la tarde, pasé a visitar a mi hermana Leticia, que va y la veo mucho mejor de salud, Me da gusto verla sonriente, sé que hay un sin fin de problemas siempre, pero espero que encuentre el equilibrio para poder resolverlos, después de todo, ¿qué es la vida sin problemas... ? Pero confío en que ella pueda con todo eso. porque Gilberto, teniendo salud... cualquier problema es lo menos importante. 

A veces me cuestionan que no llamo, ni contesto el teléfono, ni salgo a ningún lado... La verdad es que hay días que me siento con la necesidad de estar en silencio con mis pensamientos y mis tareas en mi estudio y de verdad no quiero más nada que estar aquí, callado, trabajando y en paz. Y no es que no quiera a mis amigos... los quiero mucho... y los valoro,  pero... a veces, necesito estar así; solo y callado y nada más.