Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

sábado, 13 de octubre de 2012

Traduciendo y dibujando.

En días pasados nos cayó una película para traducir a Zardoni y a mi, De entrada la había rechazado, pero debo confesar que el dinero nunca cae mal, y hasta me divierte.La verdad es qué Álvaro y yo nos reunimos mucho de ver como se diría algo de tal o cual forma... y siempre terminamos riéndonos. Nos encantaría tener más de estos trabajos extras, pero el contacto es tan poco profesional qué si nos cae una al año, es mucho... Habrá qué buscarnos nosotros los contactos. Pues es una actividad alterna qué nos da placer y satisfacción, pues estoy seguro que lo hacemos muy bien y además nos da dinero...
Estoy tratando de hacer una acuarela todas las mañanas... me tengo qué dar el tiempo, creo que dibujar por placer es lo  mejor, y es algo que siempre había hecho, pero en el devenir diario, entre atender a Libertad y estar prácticamente detrás de ella,  se me va la mañana. Sólo aprovecho mientras me tomo un café y en pijama y en silencio, cuando ella duerme, puedo dibujar un poco. También he dejado de cenar, creo que me está ayudando a dormir mejor. El efavirenz hace menos estragos, y mis sueños son más vividos y reales... es casi como si volviera a mi vida pasada. Es cómo viajar en el tiempo.... lo cual disfruto enormemente.He soñado con mis años de escuela de ballet y danza contemporánea, con el día en qué Libertad nació, con mis padres, con la casa de niño, con tantas cosas, y todo ha sido en los mejores términos... es decir, recuerdos agradables. No cabe duda, poco a poco me estoy sanando.

Sigo con mis cursos, sigo aprendiendo y entrando en mi cabeza, sigo hurgando en mi memoria y sacando lo qué no me gusta, sigo creciendo.... y tengo hasta cierto punto una tranquilidad por eso. Lo único qué empaña todo esto es quizás saber la edad tan avanzada que tiene Libertad y la demanda de ello, mi viaje a San Francisco, mi pesar por saber qué ella pronto se irá. Sé qué no está viviendo al 100 , que lo qué tiene no es vida, lo que me molesta es ser yo quien tenga que decidir sobre eso, me habría gustado mucho que fuera lle a quién decidiera irse.

El otro día pensaba qué desde que caí enfermo la salud de Libertad se mermo... ¿será cierto eso de qué los animales cercanos absorben la enfermedad de uno? no lo sé. pero es algo real, mientras yo me fui recuperando poco a poco, ella también, poco a poco se fue debilitando, ha bajado mucho de peso, ha ido perdiendo sentidos, ... me entristece eso.

Y en medio de todo esto, me rehicieron el tatuaje, Fernando, un vecino muy jovencito, resultó ser muy bueno en eso, me hizo un tatuaje diferente al qué tenía, con la idea de hacerlo más alegre, más acorde a mis pensamientos actuales. En cuanto sane, quiero pintarme un autorretrato y en el a Libertad como una sirena... será el último qué haga de ella... 

sigo dibujando, sigo viviendo... y estoy tranquilo aprendiendo de la vida.