Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

domingo, 28 de octubre de 2012

Octubre 20

Terminé el cuadro de Tamayo y de verdad que me esforcé mucho para acercarme a lo que el quería hasta películas psicodélicas vi por recomendación de él... y sé que le gustó mucho, pero muy amablemente me dijo que no le había puesto ningún hongo. ¡Ups! ni lo noté, estaba más atento con la idea que en ese detalle. Pero sé que le  gustó mucho y bueno, al menos eso me da mucha tranquilidad, saber que cumplí las expectativas.
Ahora estoy trabajando en dos piezas más, las termino y queda una más para completar la colección, y así terminar estas piezas que son las que se  van a exhibir. Ya tengo la fecha de exposición, será el 1 de diciembre, será en el "Latino Prevention Center" de San Francisco, Y me siento un poco estresado por eso   Siempre viajar con mis cuadros me pone así, aunque parece que esta vez, iré acompañado. 

Debo terminar la obra. y trabajar en alguna pieza mía, para equilibrar mis emociones. Quiero terminar un par de ideas, y si no al menos, plantearlas en los lienzos....  Por lo pronto estoy dibujando unas acuarelas todos los días en mi libreta, nada más por el gusto de hacer algo sencillo, y de primera intención y de soltar la mano.  Y me están gustando mucho.
En estos días fui a una exposición de un artista alemán, que no alcance a comprender del todo. Eran fotografías de gran formato, enormes... retocadas con óleo... Lo mismo qué hacían los fotógrafos en los 60 en México. ¿cuál era la parte "artística"?... no lo supe. No me emociono, no tenía alma, no tenía intención más allá de ser efectista y lo de siempre; la gente parecía encantada con el trabajo... Sin embargo ví dos dibujos verdaderamente maravillosos, impecables, de una factura magistral... ¿cómo entonces hace lo otro?... no lo sé.