Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

lunes, 26 de enero de 2015

Adiós a los cuarentas...

 No sé si es la gripe que no se me quita del todo, pero con los solventes en en estudio y la falta de ventilación por el frío que hace  fuera en fin, que siento el solvente en la garganta y por supuesto al otro día me siento congestionado... Y eso la parte del estudio donde duermo esta del otro lado... Y bueno, tambien el trabajar dos superficies tan grandes es un cumulo de aromas que ¡¡uf!! atonta. Quiero comprarme incienso... quiero ver si eso me ayuda a contrarrestar el aroma... Todo el día tengo las ventanas abiertas, esperando que se ventile, veré que haré.

Mi fauno, poro a poco va tomando forma... Diego vino el viernes y trabajamos para definir la imagen, Ya comencé a aplicar el óleo, quiero que esté lleno de vegetación, que se vea lleno de vida... después de todo es lo que siento por ahora. Siento una energía que me envuelve y que se mete muy dentro de mis huesos. Es un momento de mi vida muy importante Gilberto, muy importante y quiero sentirlo al máximo. Y ésta pieza es de alguna manera, o de muchas... esa sensación que tengo y que me llena y me complementa... Es curioso, han transcurrido muchos años para poder identificar plenamente que es lo que  quiero y necesito. Será que de verdad como dicen los hindúes... todo lo vivido antes de los 50, es una preparación para una vida más plena... No lo sé, pero estoy a punto de comenzar a experimentarlo. Y éste cuadro... es importante para mi, por todo lo que representa.
Sigo trabajando la pieza grande, poco a poco me va gustando, como lo tenía antes no me sentía contento, pero parece que ahora si podré avanzar con las figuras... el piso lo trabaje mucho más y me gusta,,, me gusta como va. Y quiero comenzar hoy con las otras piezas, "El niño cautivo" y el "Retrato de Diego", me voy a divertir mucho con esas piezas... Creo que va a ser todo un show mover estás que tengo en el caballete, porque necesito los caballetes para las otras... pero, mientras no tenga más caballetes y más espacio, así será. Prometo, hacer espacio en mi estudio para cómprarme un caballete más.

Hoy es el último día de mis cuarentas... Me siento, muy, ¡¡¡muy feliz.!!!