Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

viernes, 9 de enero de 2015

Listo para enloquecer...

La verdad es que he estado un poco lento en lo que quiero hacer con mi trabajo, siempre hay un "pero" en todo lo que hago en cómo me gano la vida en lo que "debería" y en lo que no. Por un lado siempre me dicen que a quién le interesará un personaje "tan reconocible" . A veces, esto me desanima un poco, no me desanima a pintar,  pero si me provoca molestias pues pareciera que debo agradar a todo mundo. No soy consciente de lo que pasará en años venideros con mi trabajo, pero de lo único que si soy consciente es del placer inmenso que me provoca hacerlo. Es eso lo único importante para mi, si bien, sé que necesito vender, me niego a pintar para vender y gustar... prefiero seguir haciendo retratos y cajas de té para eso... 

Parece que esa idea ahora es mucho más clara, desde el mes pasado he estado trabajando en la composición de una pieza que a decir verdad, no sé a dónde va... sólo es producto de la imaginación y de un sueño que tuve. Soñé a tres personajes de pie y a uno elevándose, flotando, levitando...  y es eso lo único que sé. Finalmente Diego posó para el tercer personaje, y terminé la composición... Ya voy a comenzar con el óleo, pero antes trabajaré el fondo y es ahí dónde siempre me dice a dónde va la pieza, por dónde la voy a abordar ... Me siento entusiasmado con eso y me siento bien.
 Pero también he traído desde hace mucho tiempo la idea de un "fauno" la imagen me gusta y hay cosas de la misma que me provocan en mis más íntimos deseos y fantasias.  También le pedí a Diego posar para esa pieza y las fotos que tomé me gustan mucho. De ahí estoy haciendo apuntes para el Fauno, y me divierte muchísimo. Es la primera vez que hago un personaje con cuernos, siempre le tuve miedo a lo que la gente ve, los católicos siempre ven al demonio, incluso siempre que alguien que visita mi casa le pone atención a la escultura en piedra que tengo del lado dónde está mi cama, asumen que lo que es es un demonio. Nada más alejado de eso y en mi caso, pintar algo así si sería una especie de invocación. Por supuesto, no es lo que quiero, no es lo que me interesa representar. En éste caso en particular, sólo quiero representar mis fantasias y nada más. La parte lúdica de todo esto, la parte sensorial y onírica. 
Ya tengo en casa el material para comenzar con mi autorretrato número 50, quiero seguir jugando con la misma idea de el del año pasado.  Quizás esta vez lo haga más con la idea de un vestuario virreinal, se me antoja muchísimo hacerlo así. Por supuesto, irá Uma en la composición y quiero que ella tenga una gola puesta. La semana entrante comenzaré a preparar las tablas y comenzaré tambien a tomarme fotografías para comenzar a dibujar.  Tengo el marco dorado que necesito restaurar y que voy a utilizar para la pieza, Me muero de ganas de verla y de verme así. 

Este año Gil, me he prometido a mi mismo que iré mucho más a los museos a ver obra, que iré a las galerías que me interesen, que me dedicaré más a ese ocio estético que tanto me llena. Llenaré mis ojos de belleza y mi epidermis del placer necesario para poder enloquecer... Ahora, estoy seguro que comienza una etapa de mi vida muy tranquila, la presencia de Diego llena todo ese hueco que he sentido en muchos años. El tiempo que duré Gilberto.., el tiempo que dure, lo gozaré hasta hartarme y saturar mis pinceles.