Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

lunes, 23 de febrero de 2015

Mi adorada Uma, sueños y pensamientos Ad libitum

Hoy tuve un sueño muy significativo... soñé a mi hermano Alejandro con la música de Roxy Music de fondo, estaban  tocando "Avalon" en una situación por demás, extraña. Parecía un bar o algo así, también estaba mi hermana Carmen... Mi hermano y yo bailábamos juntos,  jamás tuvimos un acercamiento ni remotamente respetuoso, ni compartimos nada más allá de los apellidos... pero en mi sueño, mi hermano se portó tan amable, tan gentil, tan cariñoso, tan solidario que desperté llorando. 

Uma estaba ahí, mirándome, lamiendo mi cara, solidaria como es ella... Adoro a mi hija, de verdad es la luz de mis mañanas. Dormir a su lado, me da una paz inmensa... y me llena de jubilo.
Comienza a hacer calor por las  mañanas y me siento muy feliz de sentirlo en mi cuerpo, mi estudio se llena de luz, puedo andar sin suéter, Uma es más activa y tengo mucho que hacer... mucho que pintar, mucho que leer... No hay nada en la nevera para comer... tengo que salir a comprar algo, pero mientras escribo, tomo mi café con tostadas y pienso y miro  por la ventana el ir y venir del mundo allá afuera. Me gusta que la gente sea feliz... y escucho risas de mis vecinos lavando sus autos... hasta los pájaros cantan con más entusiasmo. 

Hoy, mientras leía las noticias del día, me sorprende la cantidad de gente que está feliz por que un director de cine,  mexicano, ganó un premio... lo citan, y "postean" como "el acontecimiento del año" ¿será que estamos tan necesitados de reconocimiento? Como es lo que tienen a mano y lo que ven en la televisión, les parece importante... Por supuesto que me da gusto que alguién tenga un reconocimiento así... lo que no entiendo es por que nadie menciona los tantos premios en artes que han tenido destacados artistas e intelectuales mexicanos... Ni modo, si no sales en la televisión, no existes... y la gran masa aborregada... jamás se enterará.

Pero bueno... yo soy feliz... y eso es lo más importante. Así que ¡¡¡a trabajar!!!