Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

jueves, 15 de octubre de 2015

Terminé mi compromiso en la Universidad de Ixmiquilpan.

Terminó el taller de dibujo y con premura y muchísimo entusiasmo, logramos montar la exposición... El resultado fue un mar de risas y emociones reflejados en el rostro de todos, mucha satisfacción se respiraba y un ambiente lleno de compañerismo, complicidad y buena energía. Laura Martines, la coordinadora del  área cultural de la Universidad estaba radiante emocionada con el trabajo de todos... y la muestra, en mi opinión, dió ejemplo de lo que se puede hacer con horas de dedicación... Siendo una Universidad Tecnológica poco tiene que ver con las humanidades y que hagan este tipo de talleres me parece muy importante para la formación de sus alumnos y el arte, por trillado que parezca es importante para la realización sana de un ser humano. 
La parte de las ceremonias me cohíben un poco... no me gusta ser el centro de atención, pero les agradezco muchísimo que sean así conmigo... Hicieron mención de una donación de las enciclopedias que eran de mi padre; dos una de la "Historia de México" y otra que se llama "Monitor" que cuando yo era niño mi  padre nos compró con tanto amor e ilusión porque sus hijos las aprovecháramos y estoy seguro que lo hicimos... Recuerdo cuantas veces me pasaba horas encerrado viendo las imágenes, leyendo los textos, intrigado por todo lo que había en el mundo, fuera del mio. Mi padre siempre se preocupó por que tuviéramos una educación mejor que la de el... y se esforzó al máximo porque así fuera... Cuando ellos murieron, yo me quedé con algunos libros que he ido guardando con los años, pero los libros guardados son papel almacenado y ahora que conocí esa Universidad y que me dí cuenta de cuanta gente la usa, me pareció que era el mejor sitio para donar esos libros que mi padre nos compró hace tantos años. Me mostraron como los limpiaron, los arreglaron los clasificaron y como de a poco van tomando forma para el mejor aprovechamiento de esos libros. Me pidieron que les escribiera una dedicatoria... Te confieso Gil que me sentí que estaba usurpando un lugar que no me correspondía, después de todo eran de mi padre y yo sólo los entregué. no pude evitar derramar algunas lagrimas mientras lo hacía... pensaba en él en mi papá... Pero estoy seguro que él estaría contento de saber que esos libros que semana con semana compraba para nosotros... ahora pertenecen a una Universidad.
En el taller a veces me tuve que poner yo de modelo y los resultados son geniales... me encanta como me dibujaron, como me veían y lo divertido que son esos apuntes.

Me emocionó muchísimo verme retratado en sus trabajos y expuestos en la muestra... estos apuntes pertenecen a una profesora de Ingles que se llama Basilisa ... y me gustan muchísimo

Retrataron mi mochila como un ejercicio de volumen... también me emocionó ver mi mochila que tantos viajes ha hecho conmigo ahí en sus trabajos... de buena gana me habría quedado con algunos... pero, no me atreví, me dió un poco de pena pedírselos.
Éste último es de una chica me me cayó muy bien, se llama Cecilia... y soy yo ... ella es diseñadora gráfica tiene muy buena mano y se le ve en sus ojitos las ganas que tiene por conocer el mundo.

De toda esta experiencia Gil... estoy muy satisfecho, si bien fue muy cansado ir y venir, el resultado bien valió la pena y como Diego me dijo, quizás algo deje sembrado en ellos y espero que florezca para ellos mismos.