Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

martes, 6 de diciembre de 2011

El insomnio

Vuelven las noches largas, frías y solas... a pesar de qué estoy en el gimnasio y qué debería acabar cansado, hay noches qué no logro conciliar el sueño... escucho voces, murmullos y he visto a mi Gilberto deambular por la casa, y si, sé qué está muerto... A veces en el parque siento que alguien esta detrás de mi. Y cuando en el metro me siento y cierro mis ojos, veo cosas que no quiero ver... cada vez es mas frecuente todo esto estando despierto... y trato de no darle mucha importancia. Soy consciente qué es el medicamento, qué no es algo externo, que está en mi cabeza, en mi imaginación. Y procuro pasar horas dibujando, mirando o escuchando historias en la computadora, distrayendo mi mente con alguna película buscando evadirme.
Ayer, mientras pintaba el acrílico de Doña Cris, miraba-escuchaba una película, me conmovió hasta las lagrimas lo que veía, cualquier cosas me provoca llanto. Escribo y escribo en mi diario, leo novelas... escucho música, mantengo mi mente ocupada,. Y cuando ya no aguanto más, me meto a la cama y me cubro con el cobertor rojo que tengo, abrazo a Liber y Uma, y me duermo y sueño y sueño y sueño... y no paro de soñar. Es este pinche frio que me harta, y el insomnio que me provoca estar alerta.
De verdad qué trato de mantener mi mente ocupada... cuando acabo algún acrílico, cojo la pintura qué me queda y tomo mi libreta y comienzo a pintar... Estoy haciendo a manera de ejercicio apuntes con el color , sólo con el pincel, sin dibujo inicial... sólo con el pincel, lo primero que me viene o lo qué veo... y han salido ideas escondidas, ideas qué no sé de dónde vienen, pero qué llenan mis libretas y usan el color qué me sobra en la paleta. Eso hago esquivando mis fantasmas, mis ausencias...
Este mes siempre me toma por sorpresa... siempre digo qué no me importa, qué no pasa nada. No es así, acá esta de nueva cuenta taldrandome el frio, las fiestas que aun qué me aísle siempre habrá unas luces callejeras que me lo recuerden, como las qué tengo enfrente de mi ventana... Como me gustaría ser un oso este mes, y meterme a mi cama y dormir y despertar hasta enero, cuando todo haya pasado... es estúpido.

Hoy me enteré que el acrílico qué termine le faltaron "alitas"... no recuerdo que me lo hayan dicho... lo saqué y lo puse sobre el caballete para ver si a la composición le puedo agregar las alas... no sé, de primera intención no quiero hacerlo, ya está terminada la pieza, pero, supongo qué si me lo piden y como me lo pagarán... tendré qué hacerlo, no quiero.
Tengo sobre los caballetes las piezas que serán oleos, la de Tamayo qué al fin logré la idea del desprendimiento (según yo) de él mismo provocado por los hongos alucinógenos, ahora sólo debo comenzar con el color, la vegetación y ese gusto qué tiene por la vida y qué percibo a través de las fotos que veo de él. Siempre qué miro sus fotos, lo veo tan sonriente que contagia. Y debo comenzar con el color de mi cuadro grande "Cada vez qué te miro" ... ya esta el planteamiento, los elementos, las formas y distribución, la composición... pero no logro saber como abordaré la pieza, con qué colores, de qué forma... Sólo sé que quiero terminarla en este mes, qué será el último óleo del año... y qué verteré todo lo que siento. Espero en verdad qué se quede ahí el insomnio y los fantasmas qué vienen de noche a mi cama.