Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

martes, 16 de julio de 2013

El propósito de mi pintura

Ayer tuve una charla con Mildred Moscona, es quién me dio por primera vez hace 18 años ya una exposición individual. Es alguien a quien le tengo un respeto y cariño enorme. es también por ahora mi instructora en scientology Y le debo mucho mucho, pues siempre ha sido muy objetiva y me a ayudado a entender de forma muy lógica las cosas. 

Ayer  me hizo algunas observaciones sobre mi obra muy interesantes, observaciones que me hacen pensar demasiado en las razones por las que pinto y por qué es tan difícil, por ahora, colocar mi trabajo... 
Habló de lo difícil que es confrontar para las personas las cosas... confrontar los propios miedos, e incluso, lo que no tiene que ver con ellos. ¡será por esto qué hay piezas que no salen de mi estudio?... no lo sé. Lo que sé es que inexplicablemente son piezas que gustan mucho, que reciben elogios y demasiados comentarios, pero que siguen aquí  en mi estudio, que les es difícil ser "adoptados" y sin razón aparente... al menos para mi. Lo cierto es qué estoy lleno de obra que a veces me ahoga tener, es tanta que guardarla, empacarla y conservarla me hostiga,  Sin embargo, ahora que me planteo "el propósito de mi pintura" la observo y busco encontrar en ella la respuesta. 
¿Cuál es la razón de mi trabajo?, ¿cuál es el propósito?... me vienen muchas respuestas, muchas, unas tan simples que me parece un tanto estúpido.  Cuando comencé a pintar de forma más sistemática, fue cuando tuve mi primer departamento... era tan grande y vacío que las paredes me aplastaban. Así que comencé a dibujar y pintar cosas que pudiera colgar (con alfileres) en mi pared... Ahí nació mi necesidad primaría para pintar... decorar mis paredes, y poco a poco vi y descubrí, que me servía de catarsis, que lograba sacar emociones, que en ésta necesidad de pintar, lograba ver a cierta distancia mis problemas. La perspectiva que daba la distancia me ayudaba a entender las cosas. Y ahora me pregunto, ¿es éste el propósito de mi pintura?... ¿Por qué debería nadie, engancharse con eso... o ¿de qué manera puede ser atractivo para los demás?

Creo que cuando me piden un retrato, en realidad sólo ven mi capacidad de replica de las imágenes, pocas veces me dejan jugar con ello, pocas veces me dejan hacer de un retrato algo mio.  sé que tengo imaginación, sé que soy capaz de pintar lo que me pidan,... pero a veces, quisiera no tener que hacerlo, y lograr vender lo que tengo y sale de mi cabeza, sin tener que pasar por las necesidades de los demás. No es que no valore que me lo piden, al contrario... estoy consciente que es una forma de gana dinero rápido... Estoy conciente es que es como me he venido sosteniendo estos últimos años, pero tengo tantas ganas de pintar lo que siento... y sería grandioso que saliera de mi estudio... que  por el momento, me siento en un hoyo con respecto a mi trabajo creativo. Y debo salir de el, lo más pronto posible, debo poder combinar lo que me piden con mi necesidad de pintar,... y entender, por que aun no me queda claro, el propósito de mi pintura.