Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

domingo, 1 de abril de 2012

Encerrado en casa...

  
Han pasado muchos días desde que me avisaron de la muerte de mi ex amigo y de que mi amigo dejo de hablarme... Sigo sin entender qué pudo ser tan grave lo qué hice,  como para provocar que me retirara el habla, pero como bien dice Helen... no podemos esperar qué la gente reaccione como uno piensa... siempre será de acuerdo a su historia y de acuerdo a su evolución y aprendizaje personal. Y supongo que no estoy a la altura... me duele mucho, pero no puedo hacer nada. Ya intente hablar, pero... sólo he tenido silencio como respuesta, en fin. Así qué he tratado de concentrarme en mi y mis estados anímicos... después de la fiebre pasada, me sentí muy cansado,.. y lo único  qué he hecho es dibujar y pintar. 

 Terminé la pieza de Tamayo el "Garuda" él está contento con el resultado... Dice qué lo sorprendo con mis trabajo... me halaga qué me diga eso... Hacer estos encargos, me permite seguir pintando lo qué me gusta. Me permite buscar a los modelos que me inquieten y me provoque concretar ideas en mis papeles y telas. Me habría encantado no tener que recurrir a ello, pero... si no lo hago, sólo hablo de mi mismo y me siento un poco cansado con ello. Sigo teniendo el lienzo grande en el caballete, me he tomado con demasiada calma la pieza, la veo y la veo y poco a poco va madurando, y espero una mañana de estas sólo ponerme a trabajar en ella.Cuando la termine, habré concluido con un periodo de mi trabajo qué de alguna forma estaba dedicado a el ausente... Habré recuperado mi total tranquilidad y mi sonrisa, Y la miraré distante de ella... porqué cada mañana que entro a este lado del estudio y miro la pieza... la veo y me siento en "El Limbo"...  supongo que se llamará así. Algo tiene esta que cuando la veo viene a mi mente un texto que leí hace muchos años y que tiene una frase que decía algo asi cómo, ¿Cómo llegué a ser lo qué soy y porqué me duele tanto serlo?...
 No sé si me duele, pero veo con tristeza como voy perdiendo contacto con la gente poco a poco... cada vez pongo más obstáculos, para que no se acerquen a mi... mi neurosis ayuda mucho a ello. Cada vez miro más de cerca a mis hijas Libertad y Uma y me doy cuenta... que no hay nada qué se compare con la seguridad de su compañía. Supongo que un día de estos terminaré totalmente aislado de todo y de todos... sólo espero que cuando eso suceda, tenga la suficiente madurez para entender que yo lo quise así.