Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

lunes, 29 de julio de 2013

"The sun is up, the sky is blue it´s beautiful and so are you"

Venía en el  metro camino a casa después de mi curso, cuando escuche una canción en mi "mp3" que me dio un vuelco al corazón, y poco a poco los recuerdos comenzaron a  venir y con ello las lagrimas. MI hermano Alejandro tiene poco menos de dos meses de muerto... Y no sé si es, lo que escucho de mis hermanas, o saber que su familia, la pasa mal con su ausencia o es que en verdad la sangre reclama su parte... No lo sé de cierto, pero lo que siento es profundo y doloroso... 

Había tratado de recordar cosas buenas vividas con él, pero lo único que venía a mi mente eran los reproches y desacuerdos, pero hoy, mientras escuchaba ésta canción, vinieron imágenes que me hicieron sentir su ausencia. 

Recuerdo cuando tuve 15 años, que lo visité en Monterrey... Vivía en una casa de asistencia, y tenía muchísimos discos y casetes, y entre todo eso, escuche por primera vez a un grupo que se llamaba STYX y me cautivó... él me regalo unos disco, uno de ellos, otro de Roxy Music, y una de Kim Carnes, discos que marcaron una época y que aun recuerdo como cantaba de memoria las canciones... fueron esos discos los que me obligaron a aprender ingles... y eso se lo debo de alguna forma a mi hermano Alejandro. Recuerdo como nos grababa a Radames y a mi, casetes con su voz a manera de carta para estar cerca, nos contaba lo que hacia y nos decía lo mucho que nos convenía terminar nuestros estudios. Una vez nos fuimos de vacaciones a Matamoros y nos compró en la frontera unas sandalias y un juego electrónico que no recuerdo como se llamaban. nos compró ropa, eso si, recuerdo, como disfrutaba proveyendonos de cosas a mi hermano y a mi.  Más de una vez, vino a la ciudad a ver jugar a mi hermano, llegaba en la mañana y se iba por la tarde, hacía un viaje en avión. 

Por alguna razón que poco entendí, nos perdimos en la vida. Mi estilo de vida jamás lo aprobó y aunque yo jamás espere eso, nos distanciamos mucho cada vez más y más... al punto que dejamos de hablar. No teníamos nada en común, sólo el apellido y yo me quieté el nombre. Deje de seer ese niño para convertirme en un ser distinto carente de hermanos, por que, por años... viví alejado de mis hermanos, de mis padres, de mi familia. Jamás tuve la oportunidad de compartir con él una exposición mía, jamás tuve la oportunidad de hablar de mis planes creativos... Él era arquitecto, y uno muy bueno, pues hizo fortuna y dejó una escuela construida, casas que el diseño. su propia casa fue remodelada por él. Su nombre es importante en la ciudad de Monterrey. 

Hace al menos 24 años que no visito su casa... Siempre supe que no era bienvenido, pero ya no importa. Lo que ahora siento es una maraña de confusiones, una maraña de emociones que afloran al escuchar éstas canciones y que al cerrar mis ojos, veo a mi hermano con sus audífonos, enormes audífonos plateados,  dibujando en su restirador, el mismo que tengo yo en casa, el mismo que despertó en mi la idea del color y los papeles... Cierro mis ojos y lo veo dibujando, cantando, haciendo la mímica de tocar la guitarra, lo veo estremecerse ante el sonido del requinto de la guitarra eléctrica... Y me duele no haber podido estar cerca de él, me duele mucho... y aun que sé que ya no existe, y sé que ya no sufre más por su enfermedad... No dejo de pensar en él, y en todo lo que significo para bien o para mal, mi hermano Alejandro... .

Descanse en paz.