Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

domingo, 26 de diciembre de 2010

El sol, ... el sol... el SOL!!!!!!

Del sol emana toda la vida que se genera aqui en la tierra, la energía que recibimos, la luz que ilumina y delinea todo lo que nos rodea, lo que da forma a las acosas, lo que hace que una pintura parezca viva... y sentirla en mi cuerpo es una bendición que siempre agradezco... me siento tan vivo, tan feliz tan agradecido que hasta las lagrimas me salen cuando veo la inmensidad del mar... los ojos de Dios como siempre digo. Regresar al mar siempre es algo que me seduce... y este fin de año después de muchos años, es el primero que siento esa inmensa paz y alegría que hacia tanto no tenía... casi la puedo comparar con la que sentía de niño al lado de mis padres... y a pesar de que no están cerca mis hijas,,, me siento contento pues se que ellas están en casa de mi hermana tranquilas y ya habrá tiempo de regresar acá con ellas y verlas retozar. Ayer Dino y yo fuimos a Puerto Piedras que es una vereda a la orilla de la costa rocosa, un camino empedrado que como un largo mirador te deja sentir la brisa del mar y escuchar esa tranquilidad que da el rompimiento de las olas... es de una belleza que abruma e intimida. De verdad que yo sería feliz viviendo cerca del mar, cada vez estoy más convencido de que acabare mis días viviendo en una ciudad con mar, para sentir este clima todo el año.
Dormitar bajo la sombra, soñar con sirenas y delfines, sentir como la humedad te acaricia mientras duermes ¡Dios!! que emoción. Quiero pintar algo de toda esta belleza, quiero poder atrapar algo de todo este azul que me rodea... he despertado a las 7:30 de la mañana con una luz que parece que es medio día... la luz es brillante, cálida e inunda la habitación, es inevitable no abrir los ojos y sonreír... es inevitable no querer que esto sea eterno... Lo único que lamento es que mis hermanas Lety y Carmen estén en la ciudad con frío, pero espero que podamos venir acá y disfrutar de esté clima en un corto tiempo... Doña Rosa la madre de Dino, es súper amable, atenta y cariñosa, me encanta como siempre está sonriendo, siempre esta de buen humor, charlando con su hijo, y como no, con esté clima. Tienen una buena comunicación... siempre hay un tema de que hablar, siempre hay algo que los maravilla, siempre hay algo que los dobla de risa. La Familia de Dino, su abuela y sus tíos, todos se ríen de tonterías... cuentan historias, y ríen, tienen muchos animalitos que en condiciones de ciudad no convivirían... un perro que salta de gusto con los cohetes, gallinas que andan por toda la casa de un color gris hermoso, un periquito que camina por todo el patio, y un gato blanco que ronronea con todos... se respira tranquilidad y buena vibra entre todos ellos, su acento a veces no me deja entender de que hablan... pero me gusta escucharlos, estoy seguro que con unos meses más podría entender lo que hablan. En fin... que esta experiencia ha sido muy gratificante, y atrás quedo la enfermedad... tengo que seguir cuidándome eso es un hecho pero, me da gusto ver mi cuerpo más recuperado, jeje demasiado recuperado, tengo que regresar al gimnasio... espero que ya me den chancee los médicos de hacer ejercicio. Y cuando regrese a mi ciudad pintar, y pintar, y pintar... para vender mucho y seguir viviendo esta vida que es una experiencia maravillosa, cumplir mis 46 años, seguir estudiando, seguir creciendo, y compartir cosas con Dino que por ahora... me ha dado tanta tranquilidad, tanta paz, tantas bendiciones.