Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

viernes, 29 de junio de 2012

Cerrando circulos

Haber terminado el "autorretrato 47"  fue un verdadero logro y también un recordatorio de lo qué debía hacer con mi casa, mis cuadros y mi firma. Treminé sacando cualquier vestigio de inconformidad y frustración qué estuve guardando tanto tiempo y qué a decir verdad, me ahogaban. Quitar ese cuadro de en medio de mi estudio, también me hace sentir qué me quito un peso de encima. Y la busqueda del mejor lugar para colgarlo (antes de empacarlo y meterlo en el closet) fue un tanto extenuante, Mi casa es tan pequeña o mis cuadros son tan grandes... que urge un comprador enloquecido por tener mi obra y que se la lleven ya, lejos, lejos lejos... .
 La pared qué tengo al lado contrario de mi cama fue la idonea por su dimensiones, y a mirarla y quitar tantos cuadros, nada más de pensarlo me cansé, Debía empacarlos, limpiarlos antes y listo... así de fácil. Cuando me dispuse a hacerlo, y los bajaba, me dí cuenta qué esas piezas las había colgado cuando regresé a mi casa desde la recuperación, las fotos, la imágen de Libertad, mis fotos de jovencito posando... Cuando las colgué lo hice con la idea de darle un giro a esta habitación, y ahora, lo hago de nuevo, es una lastima qué no pueda tener un espacio más grande para colgar tanta obra de mis amigos, la disfruto tanto cuando la veo que de verdad me da grima tener qué guardarlas, Pero bueno... al mover un cuadro, limpio un poco y ese limpar un poco se convirtió en mover y mover cosas para poder limpiar todo. Finalmente colgué la pieza, y veo qué le da otra vída al espacio. Que con el reflejo del sol por la ventana, la habitación se torna cálida, y me gusta esa sensación, sobre todo si tomamos en cuenta que estos días ha llivido muchísimo en la ciudad y qué los dias se tornan grises y carentes de, a mis ojos, luz y vida. 

Me gusta cómo se ve, me gusta la nueva disposición de los objetos y las esculturas de Zardoni, hasta el velo de la Catrina decidi guardar, qué se quede así, sin nada... de cualqueir forma ella es linda.

Subi la pieza a mi página web, en el año qué le corresponde y en "obra en venta", y tanbién decidí que "Hermano Mio" saliera a la venta, qué saliera de mi estudio, ya no es un cuadro "privado", ya gasté la imágen... que se lo lleven a casa de quién quiera y pueda pagarlo, no lo quiero, lo vivido ya paso. 
Y ahora con un caballete vació, comienzo otra pieza por puro gusto con la imágen de Benjamin Nodal que vino a posar hace un par de meses, ya no recuerdo exactamente cuando. Estoy dibujando sobre la tela, y poco a poco se va develando la imágen,  poco a poco va madurando la idea con las figuras caprichosas que hicimos,.

Tengo en el otro caballete una pieza comenzada de Tamayo, un personaje Hindu con 8  manos... y un sin fin de ideas y deseos de seguir dibujando qué de repente, no me da tiempo. 

En esta semana, mantuve una espectativa de cosas que no sucedieron y qué aunque no debo tomarlo personal, finalmente, no tiene qué ver conmigo. Hoy me senti tan mal, qué  me dieron ganas de dormir dias enteros sin despertar... Ayer también me enteré qué mis analicis de sangre, no fueron los mejores, y hoy el médico me dijo que nome proecupara, qué ya hablariamos en mi próxima cita, qué todo estaba bien.  Así qué dormí por la tarde, pero en mi sueño una voz me decía "levantate y ponte a trabajar" y eso hice: Despues de todo, no sé hacer más nada qué pintar y dibujar, y al final, es lo unico qué tengo para ofrecer a quien se me hacerque. nada más qué eso. Y por supuesto, a mi mismo también.