Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

jueves, 24 de octubre de 2013

Preparando la ofrenda para mi família... y la clínica.

Hace muchos años que tenía ganas de hacer calaveras de papel para mis ofrendas... Ahora con el grupo, estamos haciendo para la ofrenda de muertos de la clínica, y esto, despertó en mi el interés de hacer la de mi casa de forma más creativa. Por lo pronto, casi terminamos las piezas para la ofrende... Yo quiero ponerle una peluca a está calavera con los frascos de los antirretrovirales a manera de caireles,  y estoy haciendo una Catrina en pequeña escala,  qué aun no sé exactamente a dónde voy con ella, pero será algo muy divertido. La idea de dejarla en la clínica no me hace mucha gracia... sé que lo que hacemos no es precisamente lo más apreciado, pareciera que ser creativos puede ofender en ese contexto. Un sitio dónde los intereses personales se ponen frente al interés común. Pero bueno, yo estoy haciendo todo eso como parte de lo que yo le debo al sitio. Finalmente la clínica me ha dado la seguridad de un tratamiento, la seguridad de una asistencia y he encontrado buenos amigos.
Y para las ofrenda que le dedicaré a mis padres y Gilberto  esté año, se suman, mi hermano y Libertad... además de los amigos cercanos, Don Paco y Yoshi que se fueron en meses recientes. Quiero usar sólo pinturas hechas por mi... poner los retratos que yo mismo haya hecho... Hoy comencé con está pieza de mi hermano Alejandro, me costó mucho encontrar la foto idónea,  quería una dónde se viera contento, dónde recordarlo me provocará una sonrisa, y así, tratar al menos un poco de dejar de pensar en lo qué paso y no paso. En lo mal que pudimos habernos llevado. pero que no obstante era mi hermano y entiendo que las diferencias de educación, limitaron la relación... 

En días pasados pensaba en cuanto ha pasado por mi vida, en cuantas perdidas, en cuantas cosas me faltan por vivir y en cuantas perdidas más tendré que vivir... ¿por qué se hacen estás ofrendas?... ¿por qué ejerce está fascinación sobre mi?... ¿por qué me esmero en ello?... Creo profundamente en Dios, y sé qué ellos, muertos están,... creo, que todo esto lo hago en mucho, por sentirme yo mismo cerca de ellos, por mantenerme un poco cerca de ellos, por intentar escuchar su voz y ladrido en mi memoria... y por qué espero qué cuando yo no esté... alguien lo haga por mi.