Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

sábado, 8 de noviembre de 2014

Una caja más...

Con la ausencia del cuadro de mis amigos Francisco y Felipe, que ya se fue a San Francisco, me quedó un hueco en la pared. Así que decidí sacar una de las piezas  que tuve por casi 7 años en  New York, No se vendió, pero sé que gustó mucho... y guardada en mi estudio tampoco es buena idea, pero viéndola me doy cuenta de algo que siempre  me pareció... se ve triste, opaca, por supuesto corresponde a una temporada de mi vida en que todo era así, triste y opaco... razón por la que cada vez siento más la necesidad de rehacerla y darle algo de vida, es una pieza que de una o de otra manera impone... pero es tan triste que hasta a mi me causa malestar. Seguramente, teniéndola colgada ahí, un día de estos que me harte, la bajaré y la modificaré... por que la idea me gusta y me gusta mucho, la modelo era una señora que siempre me había parecido a sus 70 años, muy hermosa... y me gustaría conservar eso.

Revisando mis registros, me dí cuenta que no llevo el número de obras usuales a estás alturas del año... Creo que entre la perturbación de mi hermana, el catálogo y este ambiente que tenemos en la ciudad, me ha entorpecido todo. No quiero que llegué el fin de año y yo esté sin hacer nada, ni que el frío me detenga... Hoy es sábado y quiero comenzar con el retrato de la mamá de Ada y comenzar a dibujar dos ideas que ya tengo en la cabeza. Eso pretendo hacer y de verdad espero que no me gane la preocupación de nada... quiero pararme frente a los lienzos para comenzar. Hacer caso omiso de todo y concentrarme en lo que debo hacer, finalmente, para eso es que hago muchas cosas... para eso es que mi casa es como es y nada más.
Terminé la caja de Lupita Huerta, me gusta le resultado, me gusta mucho cuando me dejan hacer lo que yo quiera sin imponerme nada. Las ideas fluyen de manera diferente... ella sólo me dijo quiero una con un retrato mio y con lo que traigas en tu cabeza. Cuando hacen eso me halaga muchísimo, porque sin duda confían plenamente en  mi trabajo y les gusta... y entonces todo es como diría mi padre, como "cuchillo caliente en mantequilla" La caja salió mucho más rápido de lo que hice las otras y como la hice en estos días de muerto... sabiendo lo que le gusta a ella las calaveras, decidí incluir una con las flores de la temporada. Quedó contenta. 
Curiosamente al publicarlas no faltó quién me diga lo que "Debería hacer"... nunca falta quién haga el comentario. Confieso que soy muy intolerante ante comentarios así, pero como dice mi amigo Alvaro, debo ser "educado, lindo y mono" y simplemente sonreír. nada más. Así que eso hice, respire, sonreí y teclee una respuesta amable. Aunque la verdad me habría encantado responder lo que realmente pienso, pero... como siempre digo, -En esta vida, nada es personal-