Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

domingo, 18 de agosto de 2013

Autorretrato 48, Sueño de Marinol

¿Por qué está necesidad de autorretratarme? Es algo que siempre me ha acompañado desde que tengo uso de razón, desde antes, incluso, de haber aprendió a leer y escribir. Recuerdo que de niño me hacía tarjetas de presentación con mi imagen... Así que cuando crecí he seguido haciendo esto y cada año, al menos, me hago un cuadro qué titulo con el número de mi edad.

Ésta pieza salió de una reunión con los chicos de mi grupo, una vez que se me juntaron el efecto del efavirenz y el marinol, y me reía tanto que conscientemente comencé a dibujar elefantes volando con la idea de lo que dicen que se ve cuando alguien está drogado. Ese fue el pretexto, la verdad es que desde hace mucho había querido pintar elefantes, me gustan mucho, son animales que desde niño me han llamado la atención, Que mis fantasías siempre estuvieron llenas de elefantes mágicos que hablaban y me transportaban por el mundo. Supongo que me afecto la serie de televisión que veía de niño, se llamaba Maya, y la anécdota giraba en torno a un elefante y dos jóvenes que buscaban algo... no sé qué, pero viajaban por toda India para encontrarlo. 

Me gustaría hacer algo menos en juego con elefantes, y más acercándome a las fantasías que tuve. Lo que siempre me pasa con mis autorretratos, es el tiempo que tardo en terminarlos, al menos ésta pieza tenía 2 meses o más en mi caballete, y es qué por una cosa u otra no terminaba de concretar la idea y recuerdo que en algún momento hasta pensé en taparla... siempre me pasa con piezas así, pierdo el motivo que me llevó a dibujarlas y después ya no encuentro el camino. Pero siempre me sorprendo a mi mismo como puedo concretarlas y lo bien que me hace sentir cuando las veo firmadas. 

Por lo pronto, éste es el resultado de levantarme temprano a trabajar y ponerme a dibujar con mis acuarelas y después a terminar los pendientes en el caballete. Ahora espero comenzar con dos proyectos que tengo pendientes, dos encargos que me entusiasman y que de verdad espero poder real izarlos, por qué más allá de hacerlos, me permitirá también hacer otras cosas. Y me siento ansioso  por comenzar.