Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Recapitulando...

 Ahora estoy concentrado en tres cosas... hacer los dibujos que les prometí a mis compañeros del club, el catálogo y la composición de mi autorretrato... No pude terminar los dibujos a tiempo, sólo hice tres... Hoy es el último día de reunión y quería llevárselos, supongo que lo haré hasta enero próximo, sólo les daré los tres que tengo... y seguiré trabajando en ello. Anoche que estaba terminando uno de ellos, me dí cuenta lo fácil que es para mi hacer rostros y recordé cuanto le molesta a Mildred que yo use modelos vivos para trabajar mis cuadros... siempre que los ve me dice que ¿por qué uso modelos?, ¿por qué no uso mis caras?... que ¿quién querría tener un cuadro de "alguien"? y eso es algo que por supuesto no alcanzo a comprender... Pareciera que ver tan corpóreo a alguien puede perturbar, recuerdo algunas vez un comentaría similar de mis amigos los españoles, diciéndome que el cuerpo era perfecto pero la cara era horrible... sin darse cuenta por supuesto que eso podía lastimar al modelo de esa pieza... Una vez mi dentista también me dijo lo mismo... ¿quién querría tener un retrato de alguien en su casa?
 Y escuchando todo eso, me pongo a pensar... acaso ¿no es esa mi propuesta?, ... ¿usar modelos vivos? ... Lo que me queda claro es que darle gusto a la gente es muy complicado... recuerdo cuando me decían que dejara de usar al mismo modelo por qué todos se parecían. En ese entonces algo que tenía que ver con una emoción muy particular se convirtió en el objeto de las críticas y esas críticas vinieron desde dentro, desde lo que llamaba entonces "mi família"  es decir la pareja que tenía y que usaba de modelo... Para fortuna de ambos nos separamos y me vi obligado a usar modelos diferentes, modelos que respondían a mis necesidades estéticas de gusto y apreciación, y me gustó hacerlo... me gustó el resultado y la manera en que se solucionaban las cosas. éste año he trabajado muchísimo haciendo retratos, asumo que las circunstancias me han llevado a eso, a hacer retratos que facilitan el dinero... no he podido trabajar mucho mis ideas, o no al menos como quisiera... pero hacer los retratos son cosas que me gusta muchísimo y que además, soy bueno haciendolo, es un buen ejercicio para soltar mi mano. Y quiero seguir haciendolo. 
Supongo que tengo que aprender a manejar esto...  saber que responder ante ataques como esos y defender mi postura... Sé que es muy dificil vender por ahora y entiendo que la gente compra por diferentes razones;  situaciones personales, por emociones, por que tienen dinero, y en el mejor de los casos, por que se conectan con lo que hice... y les recuerda algo de si mismos al punto que quieren tenerlo. Yo, pinto por qué necesito hacerlo y dibujar es un placer enorme que llena todas mis expectativas de vida... Es lo único que quiero hacer el resto de mi existencia... 

Ahora que dejo de ir al grupo por las vacaciones de invierno, espero poder centrarme en mi trabajo, en el cuadro que traigo en mi cabeza, ya puse el lienzo en el caballete, y estoy comenzando a dibujar, una vez que termine con la idea comenzaré a hacerlo y sé que me dará mucho placer... ya pensaré en que hacer para venderles a los demás.