Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

sábado, 14 de noviembre de 2015

Trabajando y atendiendo cosas fuera de mi estudio

 Se llegó el día de la exposición de la maestra Áurea Aguilar que tanto me emocionaba que se hiciera y la obra lucía maravillosa... aunque debo confesar que tiene una carga impresionante de energía, hay una energía tan fuerte que asusta,,, uno pensaría que es por la temática... casi todo tiene que ver  con cierta denuncia social, pero, la verdad es que yo que conozco mucho de ella, entiendo  el contexto y al mismo tiempo, admiro como ha sacado de su mente tanta tristeza y la ha plasmado en esas piezas que por supuesto al contemplarlas impacta, La obra lucía maravillosa y me sentí todo el tiempo muy feliz por este logro que aunque no es mio... mi inquietud por que se realizará se concreto.
Una de las piezas que más impacto tuvo para mi, fue ésta ... está cargada de una fuerza que sobrecoge  y al mismo tiempo fascina...   yo no atino a articular ninguna palabra, sencillamente, me inquieta y me dice cosas al oído. 
 El jueves pasado logré ponerme a pintar y de verdad que me costó trabajo reencontrarme con lo que estaba haciendo encontrar  dónde me quedé en el retablo y para dónde voy con la otra pieza que tenía dibujada en el caballete y parece que voy encontrando eso de a poco ... aun no tengo claridad, pero lo voy a encontrar... lo único que sé es que nació como un sueño, lleno de agua y viento y de mucha vegetación.
Benjamín como siempre dispuesto y amigable conmigo,  vino a casa a  posar para la pieza, una de las manos ya me quedó clara, la otra no tanto... creo que debo dejarla descansas para saber a dónde va y poder seguir avanzando... quiero terminarla pronto, porque ya comienzan los días opacos, esos en dónde desde tempano la luz no es la mejor... no me quiero quejar, no quiero sentir que me detengo, pero si hay poco sol, de manera intrínseca poco tengo ganas de moverme, mi cuerpo se hace más lento y mi pensamiento también. Y no quiero eso.

Hoy es sábado y necesito algo de material así que debo salir de casa para comprarlo y encerrarme a trabajar,