Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

jueves, 5 de noviembre de 2015

Mucho que hacer fuera de casa...

En la semana recibí un mensaje diciéndome de la premiación de niño y la mar... y me cayó de sorpresa, porque ya ni me acordaba que faltaba ese pequeño detalle del concurso en el que fui jurado en meses pasados. Y a regañadientes fui... después de todo, era un proyecto que estaba inconcluso... fue agradable verles la carita de felicidad a los niños... si bien, no ganaron varios, se les dió una mansión honorifica a  15 además de los tres premios principales. Me hicieron hablar y trate de ser coherente, exaltando todas las virtudes que tiene un niño que sin prejuicio se pone a trabajar sobre un papel... hay tan pocos limites que lo que hacen siempre es maravilloso... y verles las caritas de emoción por recibir sus premios es una experiencia única... y claro que me emociona esa energía desbordada de los niños. 
También estuve en los detalles de recoger la obra para el maestro Estrada lo vi tan emocionado y con tanto gusto al verme que me asombraba... me abrazó diciéndome varias veces que tan entusiasta que era yo... 

Ha sido tan agotador que  quise escribir esta entrada antes, pero no había tenido tiempo de hacerlo.,.. la verdad es que la semana pasada, me la pasé todos los días entrando y saliendo de mi estudio. Pero... muy emocionado por lo que venía para esta semana...
Pero también me di el tiempo de comer con mis hermanas Leticia y Carmen... y de disfrutar a mis sobrinos nietos, los hijos de Alejandro...  Tenía mucho que no veía a Carmen y siempre es muy reconfortante estar con ellas... mis hermanas, son y serán mis ángeles y además son mis amigas y mis confidentes... me gusta pasar tiempo con ellas... me gusta verlas y siempre quisiera que estuvieran bien.
En esa semana también fui jurado en la Fundación Pascual y fue divertido... y la maestra Áurea nos invitó a su casa a una velada literaria y de pronto pensé que no la disfrutaría mucho... pero la verdad es que si. Hice lo que nunca había hecho... leí algunas partes de mi "diario infantil" y me gustó la experiencia... creo que sólo alguna vez leyó esto Alxboo... y recuerdo que cuando hice una edición casera de estos cuentos... se lo quise dar a leer a Víctor... pero también recuerdo que no quiso leerlos... bueno, que podía esperar de alguién tan joven y con una vida tan egocéntrica... pero.. ahora tuve mi oportunidad y me sorprendió que les haya gustado. La maestra Áurea me mando un mensaje tan sentido que me ruborizo mucho...  

"Darío querido quiero decirte que cada día te admiro más como ser humano y como artista (artista verdadero en toda la extensión de la palabra) el que maneja la tinta negra y roja, como conceptualizaban en el México Antiguo a los Tlacuilos. El que hace sabios los rostros y fuertes los corazones"

Sólo atine a decirle, -muchas gracias maestra- creo, qué ahora a mis 50 años... me doy cuenta de cosas que tengo y que siempre he tenido... y curioso decirlo, pero hace tantos años que deje de buscar la aprobación de nadie... que cuando me dicen cosas así, me sorprenden y perturba muchísimo... pero por supuesto que lo agradezco infinitamente.