Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

jueves, 5 de noviembre de 2015

Un deseo cumplido... la exposición del maestro Arturo Estrada

Hace varios años cuando trabajaba en la SCT, monté las exposiciones de García Bustos y Rina Lazo...  y desde entonces me quede con las ganas de hacer una exposición para el maestro Arturo estrada y Guillermo Monroy. cuando los 50 años de los murales montaron una exposición de todos los muralistas y de ellos dos, dejandoles una sala a cada uno... pero mi recuerdo de esa expo es que no estaban las mejores piezas o al menos no las que mejor representaban su trabajo... esa vez, yo llegué únicamente para conseguir las piezas de los muralistas que ya habían muerto y a montar toda la muestra,,, Ahora, que me llaman a curar y hacer la museografía de  este evento...  sentí que era mi oportunidad y me siento muy feliz de haberlo hecho... Mi actitud ante las impresiones burocráticas siempre fueron tratando de tomar lo mejor de todo y de resolver lo que aparentemente era una complicación... una tarde antes, me hicieron mover toda la distribución como yo la tenía, porque no lograban tener unas lamparas en una sala... algo inverosímil  en una secretaría de estado... lo hice, porque por supuesto que para eso me pagan aunque se rompió, de alguna manera, mi guión museográico...  pero finalmente, todo mundo opinó que estaba muy bien montada.
Cuando fuí por el maestro a su estudio... me emocioné muchísimo de verlo radiante en un traje muy bien cortado con la mejor actitud ante lo que iba a suceder... me decía que ni el Instituto Nacional Bellas Artes, había tenido una deferencia así para él... le gusto la "ofrenda de muertos" que hicieron  en su honor... y amablemente accedió a firmar también unos bocetos que reprodujimos.. 
Me emocionó mucho ver como estampaba su firma en esas piezas ... a cada paso que daba se maravillaba de como se veía su trabajo... de lo bien que lucían  sus piezas grandes de todo lo que había, la música, el cóctel, ... todo... era visible su felicidad... tanto que en un momento pensé que ojalá no le hiciera daño tantas emociones.... Fue su família... y una de sus coleccionistas más importantes, y todo mundo estaba de verdad feliz.
Para mi siempre es un reto hacer este tipo de cosas... es curioso, cuando me lo proponen, me emociona muchísimo hacerlo, me ilusiona y me llena de esperanzas... pero cuando ya lo estoy haciendo, me asusta mucho pensar si de verdad estoy a la altura, si de verdad... puedo con el compromiso que me eché encima... y todo eso pienso mientras lo estoy haciendo.

Regresar a trabajar a este tipo de cosas a la SCT, reafirma de muchas maneras que la mejor decisión que pude haber tomado fue haber renunciado hace 13 años a ese empleo, me reencontré con muchísima gente que me conocía... y que desgraciadamente, yo no tenía idea de quiénes eran... ni de sus nombres. No es por grosería de mi parte pero yo siempre fui muy callado y muy distante de todo y de todos... siempre fui amable y correcto al dirigirme con la gente, aunque muchas veces eso siempre se tomó como pedantería mia. Nunca fue mi intención ser así, pero reconozco que no tenía ningún interés en relacionarme con nadie excepto con la  gente que trabajaba directamente. Y sin embargo... la gente al reconocerme fue tan cálida que me avergonzó un poco que yo no tuviera idea de quiénes eran.

Y bueno, una vez terminado éste trabajo a lo que sigue, mi retablo y mis piezas que están en el caballete... y justo hoy me invitaron a una exposición colectiva... esas siempre me gustan, porque de alguna manera, me permite ver, dónde estoy con respecto a los demás artistas, y también, debo comenzar a trabajar en la siguiente curaduría que será la exposición del maestro Guillermo Monroy.