Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

viernes, 15 de enero de 2016

Un regalo maravilloso y sigo trabajando...

Frankenstein es una novela que marcó toda mi adolescencia... y qué creo que he leído todo lo que me encuentro y  he visto todas las películas que han hecho... incluso de niño ví una obra de teatro infantil y siempre recordaré las palabras de mi profesora de lectura en el CCH diciéndome...  "Te identificas con el monstruo" y mi reacción fue de asombro... porque efectivamente, en esos años, sentía como él, el abandono de no sé qué.,..  y la inconformidad de no entender a qué había venido yo al mundo o para qué... Ahora en mi madurez, sin duda es un personaje que aprecio mucho y que siempre me removerá cosas de mi conciencia.  Diego me regaló el domingo éste muñeco que me enamoró al verlo... creo que se ha convertido en mi favorito de todos los que tengo y me gusta muchísimo... no sabría explicar que es lo que siento al tocarlo, al mirarlo y al tenerlo cerca de mi escritorio, pero, de verdad que me gusta muchísimo... lo estoy disfrutando.
Terminé un grabado más... de a poco voy entendiendo lo que debo hacer con las herramientas, cómo se hacen las líneas, cómo sacar luz del negativo para esperar a imprimirlo y eso me produce mucha emoción, de verdad que me emociona muchísimo. Al mismo tiempo estoy un poco asustado, porque debo pintar muchísimo... entre las exposiciones individuales y las colectivas y el trabajo que tengo pendiente en casa... creo que sólo debo ordenar un poco todo mi tiempo y disciplinarme en mis horarios para dormir...  y si a eso le junto que es muy probable que trabaje oficialmente  con la Fundación como asesor... creo que este año está lleno de mucho trabajo, pero también de muchas emociones... 
Ir al estudio de la maestra Áurea es muy agradable... ella es generosa como persona y generosa como artista conmigo... y hay tanta arte que lo que invita es paz y creación... suena cursi, lo sé... pero me siento muy contento de ir y trabajar mis grabados ahí... porque ella siempre me está auxiliando y dirigiendo... dice su hija que la ve contenta... a mi me da gusto saber que mi compañía de algo le sirve. 
Y su casa está llena de tantas cosas que no había descubierto a esta maravillosa monja que me cautivó... le pedí que la sacara a la vista de todos.. es tan linda, tan sobria que en mi opinión era necesario que la viéramos sus invitados...  y la pudiéramos disfrutar...  .