Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

domingo, 1 de mayo de 2016

¿Por qué he renunciado a tantas cosas?...

En días pasados he tenido un pensamiento recurrente... Después de mi visita a casa del maestro Nahum B. Zenil... y de tanto pensar, me doy cuenta que me he autocensurado más de una vez y en mucho creo  es por ésta necesidad de "encajar" en el gusto del la gente... y no me gusta. Sé que el origen de esto es en mucho, por que mi dealer siempre me dice que mi público es muy pequeño y se refiere a quienes me compran... Por supuesto que  quiero  vender, de esto como y pago mis chicles, como siempre he dicho...  Pero  me he restingido en hacer lo que yo quiero por ese motivo... Y ante esto me pregunto ¿qué es para mi pintar?... ¿por qué lo hago?, ¿qué ganó con todo esto?... y quiero darle respuesta a estos pensamientos y no perder la brújula de lo que hago y la razón por la que he renunciado a tantas cosas...  Una de las razones principales de por que me gusta dibujar es justo por la oportunidad que  me da el sacar de la cabeza tantas emociones y pensamientos... Recuerdo como hace 33 años que tuve mi primer departamento colgaba con alfileres mis dibujos que hacía en papel bond y sólo los contemplaba... me sentía liberado de toda emoción... Y me hacía sentir muy bien... 
Todo mi trabajo es personal, todo... incluso cuando he hecho encomiendas, siempre les encuentro algo que tenga que ver conmigo, si dejo que tan sólo me digan "Sus ideas" me siento como un albañil que tan sólo hace lo que le  piden en un plano... y no demerito de ninguna manera el trabajo de los albañiles, pero no renuncié a todo lo que pude haber hecho en un plano más "acorde al sistema"  para terminar haciendo lo que "otros" dicen que debería hacer...  He escuchado tanto de lo que hago que de a poco he ido cuartando mi libertad casi sin darme cuenta... y  ahora que veo el trabajo del maestro Nahum,, tan cerca, que veo su casa y lo veo a él... me doy cuenta de todo lo que he dejado de hacer... por supuesto hay enormes diferencias de quién es él y de quién soy yo...  y no estoy tratando de compararme en lo absoluto con él...  Pero al ver su trabajo, tan  libre, tan suyo, tan de él, me sentí estúpido por permitir tanto en el mio...

He renunciado a una vida "cómoda"  he renuncia"parejas" que no veían lo que yo veía en mi trabajo... He renunciado a la convivencia con la gente para estar encerrado en mi estudio trabajando y sin darme cuenta,, he renunciado a hacer lo que me venga en gana, para entrar en ciertos nichos de mercado... y no quiero seguir haciendolo... Quiero tener la libertad de hacer, de pintar, de dibujar lo que me de la gana 
Ayer conocí al maestro Reynaldo Velázquez y aunque él es muy parco y estoy seguro ni idea tiene de la emoción que me dió conocer a quién admiro tanto...  Me emocionó muchísimo escuchar parte de su forma de trabajo y de su vída... Su obra me ha causado  tanta emoción como llanto provoca en un niño el abandono... Admiro su trabajo, de verdad que si, lo conozco desde finales de los años 80... y siempre que he tenido oportunidad voy a ver sus exposiciones, la de él y las del maestro Nahum B Zenil.... Sin darme cuenta estuve parado frente a dos artistas que admiro muchísimo... Dos artistas que me movieron cuando era yo un jovencito... y se lo debo a una artista que conozco ahora en mi edad adulta y que además cuento con su amistad,,,, Aurea Aguilar  es para mi, en lo artístico, la oportunidad de conocer el trabajo de alguién que tiene una vida dedicada a hacer lo que quiere con sus manos...  y a no estar predispuesta a "gustar"... y por supuesto, es a ella a quién le debo la oportunidad de conocerlos a ellos... Y de trabajar en su estudio y aprender tanto de ella.

Ayer, mientras estábamos en la presentación de un libro  de Antonio Bertrán, "Chulos y coquetones" en casa del maestro Nahum...  sobre 12 entrevistas hechas a personalidades del medio cultural de mi país...  escuchaba lo que cada uno de ellos decía sobre si mismos... y mucho de lo que hablaban encontraba eco en  mis pensamientos... ¡Cuantas veces me sentí igual que ellos de niño! y me dí cuenta de todo lo  que he hecho para ocultarlo y taparlo... Hay muchas cosas de mi infancia que no he resuelto,.. y ya es hora de hacerlo.

Al principio de mi trabajo, era mucho más fiel a mis intenciones y quiero recuperar esa fidelidad a mi mismo y no dejarme llevar por los comentarios que me hagan los demás. Seguramente me va a costar más trabajo "encajar" pero creo que tengo edad suficiente para ya no necesitar de eso y seguir escondido dentro de mis libretas al lado de mi querida Uma...  

La vida nos ofrece tanto Gil... y debo ser muy inteligente, para darme cuenta de ello...  No dejarme intimidar y defender mucho más mis pensamientos y necesidades ante el "mercado del arte" Y ser feliz, que después de todo... para eso he renunciado a tanto y a tantas personas en mi  vída para hacer con mis manos lo que mis pensamientos me dicen y darme gusto a mi y nadie  más que a mi.