Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

jueves, 10 de noviembre de 2011

Ocio, dibujos y plastilina blanca.

Dibujar es lo único que he hecho toda mi vída, dibujaba en el salón de la primaría, a la salida, en la parada del autobús, a la salida del trabajo. Por evasión, por convicción, por no tener nada qué hacer, por llenar libretas en blanco que me encontraba, por usar lapices exóticos, por no mirarme en el espejo... por dejar de sentir y no pensar... Siempre he tenido una razón para no dejar de hacerlo, para evadirme y meterme a daríolandia... qué es de dónde nunca debo salir.

Me compré unas libretas de dibujo maravillosas!!! (bueno, todas las libretas lo son)... y he estado buscando imágenes para hacerlo, Tomé la imagen de mi Hermana Carmen, y haciéndola, me recordó a mi madre, se parece mucho... y me nació el amor filial, se me antoja hacer un retrato de cada uno de mis hermanos y regalárselos, ... aunque estoy seguro que no les es importante, pero a mis hermanos cercanos si... comenzaré con ellos, con Lety y Radames.
Regresando a la ciudad, me tope con la fabulosa noticia de que Marco Luis quería que le hiciera una pintura en acrílico a su compañero... me dio una foto y comencé a trabajar, casi la termino, y como siempre, para acercarme al rostro de un completo desconocido, lo primero qué hago es dibujar lo más fiel posible su cara... Le gustó la imagen a Marco... lo vi contento y eso siempre me halaga... casi termino la pintura, estoy seguro qué no pasa de esté fin de semana... Me gusta, de verdad me gusta...
También, antes de irme, me buscó Eduardo Tamayo, quiere qué le haga un nuevo retrato, pero esta vez en mi interpretación de lo qué debe ser un viaje bajo los efectos de los hongos. La verdad que mi único hacercamiento con las drogas ha sido las mentanfetaminas y la marihuana... Y no estoy seguro de qué sea el mismo efecto... y tampoco recurriré a ello para saber como pintar esto... él me envío imágenes y vídeos, espero poder entender el desprendimiento dual que percibo con todas esas imágenes... y hacer un cuadro al menos lo más cercano a lo qué él quiere.
Y buscando en mi memoria, encuentro recurrente su imagen, ¿será el silencio... la ausencia.?... no lo sé. Quiero pintar esta sensación... a través de su imagen, pero me siento invasor. Me dijeron ten fe, da amor y ten confianza. Poco puedo hacer Gilberto, muy poco y en verdad nada. Y aun qué tenga tanto qué decir, con la puerta cerrada de nada va a servir,

En estos días desayuné una vez con Bety, teníamos qué ponernos al día... y otra con Jorge Trejo... que amablemente quería enseñarme como enmarcó las piezas que recién tiene mías... Las puso en su recámara con un marco grueso color plata que las hacía lucir muy bien. (siempre es muy raro ver mi trabajo en otras casas) Desayuné muy rico... y me ayudo a traer a casa mi cuadro de la exposición del Salón de la Plástica Mexicana.

También compré material, dos telas, acrílicos, lapices de grafito, una libreta de dibujo (na más) y tengo aun una larga lista de cosas qué necesito... Limpié mi estudio, y puse en el caballete la pieza de Marco Luis y un nuevo lienzo grande en blanco, para ver que se me ocurre. Y sigo aquí, encerrado viendo por las tardes la lluvia, con una taza de café, mis papeles y por si fuera poco, ahora, con un montón de plastilina, porqué quiero modelar, ¿qué quiero hacer?... claro que lo sé, pero... no sé si me atreva.