Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

martes, 1 de noviembre de 2011

Vita Giorgi y El muro de los lamentos....

Había estado ya la primera semana en casa de Vita... en su estudio, nos lo presto para hacer algunas tomas del sitio como si fuera el estudio del personaje. Pero no había tenido oportunidad de hablar de nuestras cosas con ella, de su trabajo, del mio... de disfrutar su compañía. Y en esa mujer tan menudita que habla español con acento italiano-ingles... se esconde una mujer muy divertida. Por su casa transita mucha gente, amistades que como ella, viven solas y la buscan para tomar un cafe, que bueno saber que ella está acompañada siempre, me gusta verla, me motiva y anima a pensar que se puede estar solo, sin nadie. dedicado enteramente al trabajo creativo. y al mismo tiempo, me asusta pensar cosas así. Su estudio es maravilloso, lleno de luz, espacioso, tiene un tórculo pequeño, pero suficiente para trabajar. Me mostró las cosas que hace con photoshop y el resultado en verdad qué me parece muy interesante, es un tanto regodearse con las imágenes, pero me gusta.
Se ríe mucho, a carcajadas francas... cocina delicioso, unos frijolitos medio dulces que sólo con ella he comido en la vida... . Compró un pollo frito que sabe que me gusta y que disfrutábamos mucho comiendo juntos la primera vez que estuve en su casa, hace 7 años. Es una mujer amorosa y maternal, y le agradezco mucho sus atenciones, y qué me haya abierto su espacio... su estudio. qué sé qué no se lo muestra a nadie. Lo entiendo perfectamente, es un espacio tan intimo qué no podía ser de otra manera.

Su casa es como la mía, llena de cosas que le significan mucho, sin un espacio en blanco... llena de recuerdos y fotos, llena de pinturas, de color, de calor y de su aroma... es un oasis en medio de esa urbe qué es New York. Vive en Harlem ... Me ayudó a poner mis cuadros en su espacio, y sugirió mucho a el director, cómo se trabaja en un estudio. era evidente qué no sabía mucho del proceso creativo el director y qué tenía una idea muy romántica de el "que hacer plástico". Pero Vita me ayudo a aclarar algunos puntos que me eran sumamente confusos. Así que en esta ocasión, sólo nos juntamos para platicar y boludear y mientras hacíamos eso,Vita me mostró con calma y dedicación parte de su trabajo , qué es mucho, una serie de pinturas hechas a partir de qué se dijo en las noticias que se había descubierto un nuevo planeta y qué este, venía a modificar el zodiaco... ¡Cuanto color!, para alguien que vive encerrado en una ciudad como esa, cuadros llenos de amor y qué puedo ver la dedicación y el oficio en ellos. ¡ay Darío! hay tanto que aprender. Viendo su trabajo, me doy cuenta cuanto me falta por hacer... "No me preocupo por vender, ni exponer" -dijo-, "dejo que la vida se vaya dando por dónde quiera" , "así que lo único importante para mi es pintar"... eso me dijo en una de esas pláticas que tuvimos. Y lo puedo ver en sus cuadros, y en la contemplación que tiene frente a la vida... Admiro a Vita.

Cuando recogí mis piezas para empacar todo y sacar de ahí las cosas de la película, también empaque los cuadros que por 7 años Vita tuvo... se suponía que era porque de vez en vez la galería se los pedía para mostrarlos, (ellos no tienen bodegas), Lo hizo 5 veces en 7 años... y finalmente cerré tratos con ellos y me los llevaré a México de nuevo,... Pasó algo que me tomó por sorpresa. Por supuesto que había visto estas dos piezas en fotos siempre qué veía mi trabajo en mis archivos, pero... no en vivo, y al verlos, especialmente "El Muro de los Lamentos" me dio un vuelco el corazón... ¡cuanto amor pude sentir por el modelo de ese cuadro!... ¡cuanta obra hice de él, de su imagen, cuanto significó para mi!, ... ¡demasiado! Y la dedicatoria que tiene la pieza... ¡uf! me cayó como patada al estomago de la impresión... Por supuesto que me significa... pero afortunadamente, me doy cuenta, una vez más en mi vida, qué el amor se transforma y eso qué en algún momento te quita el aliento y te nubla la mirada... eso, pasa. Para eso pinto... para eso llevo al lienzo el amor qué siento... Ahora me doy cuenta qué es con la esperanza de qué se transforme y trascienda. Mi conciencia esta en paz, siempre la estuvo con él modelo de está pieza... pero ahora es mas contundente esa emoción. Ahora regresará a la ciudad de México, dónde espero que se venda, no la quiero ver en casa, habrá que promocionarla, al menos a los interesados en ella y qué siempre estuvieron preguntando por la pieza... También me llevaré la pieza de "Nuestra señora de los Ángeles"... una pieza con intenciones sacras y qué más bien me parece un poco triste y tétrica... bueno, las piezas sacras asi son,...

Fue un día interesante Gil... lleno de encuentros y de intercambios con Vita... encuentros con mi pasado, y cuestionamientos de lo qué estoy haciendo ahora, con mi trabajo creativo, con el amor que siento y a dónde voy.

New York a 23 de octubre de 2011.