Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

viernes, 2 de mayo de 2014

Terminé un cuadro y una visita inesperada.

Terminé la pieza de Tamayo, la verdad es que el merito de la composición no es mio, yo sólo hice una mala copia de una pieza ya existente con esa idea... pero, es que él quería algo así. Como ejercicio es muy bueno, pero me doy cuenta lo que me falta técnicamente para lograr acercarme a cosas así. Sin embargo, el resultado fue del agrado del cliente... Y bueno, eso me hace sentir bien.  Hacer éste cuadro me hizo acordarme de un maestro que cuando le pregunte como se hacían esas telas... me dijo, con hilo y aguja (sic).

Fui al gimnasio y me sorprendió una llamada de uno de mis sobrinos, el segundo hijo de mi hermano, el que murió. Mi hermano, jamás vino a casa, jamás acepto una invitación... no sé que se imaginaba que era el sitio dónde yo vivía...  quizás, como mi padre contó la primera vez que fue a mi departamento... se imaginarían que viviría en medio del desorden y del caos... no lo sé. Y si a eso le junto que mi hermano mantuvo alejado de mi a sus hijos, pues más aun me extraño. Sin embargo... me dio muchísimo gusto que me llamara... que quisiera visitarme, que quisiera saber de mi, saludarme. AL principio no sabia de qué hablar con él... pero poco a poco los temas salieron, su família, su desarrollo profesional etc. Me gustó charlar con él... me gustó conocer lo que piensa, lo que siente, y me dio pena ver su tristeza, la perdida de mi hermano, su padre... ha sido algo muy difícil par él y lo entiendo perfectamente. La vida cambia en un instante y estás cosas hacen que uno madure de alguna forma... Pero la verdad... habría sido preferible que estuviera con mi hermano, muchos, muchos años... Sé que les hace falta, sé que lo echan de menos... y sé que era muy joven para morir. Está próximo a cumplir un año desde su muerte, el tiempo pasa muy rápido,... El tiempo, no se detiene.

Una buena noticia es que mi catálogo ya está en diseño, calculo dos semanas más para poder revisarlo y entregarlo a Fundación,... todo indica que se hará una presentación en el Museo de san Carlos y eso me pone muy contento aunque confieso que me asusta y me asusta mucho.