Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

domingo, 28 de diciembre de 2014

De visita en el Museo y recordatorios.

 Fui más por compromiso que por un interés real, pero Diego me decía que si íbamos juntos y no me pude negar... Fue un descubrimiento las piezas del autor Michael Landy... Lo que más me gustó fue toda la parte de los dibujos. Entiendo que es un artista invitado en el Museo Británico y es a partir de ahí que él crea todo este "concepto" Lo cual me parece muy interesante, pero me hace ruido pensar que él sólo dió los bocetos para realizar las piezas y qué otros artesanos son las que lo hicieron. Parece que así es como trabajan muchos artistas... pero entonces, yo me pregunto. ¿en dónde está la mano del artista?, ¿dónde está el oficio que da el trabajo?. El gran formato es sin duda un problema para muchos artistas que tienen espacios pequeños, pero, ¿no sería mejor contratar un espacio grande para ponerte a trabajar y no esperar que alguién más haga todo el trabajo preparatorio de las piezas? Una cosa es que "otro" haga el molde y otra cosa es que "otro" te haga todo y el artista, sólo sea el creador del concepto. 
Las piezas son espectaculares, el concepto puede gustar o no, A mi hasta me asustó ver que  los "Satos Vientes" se flagelaran ... porque si bien ese tipo de obra me resulta muy atractivo estéticamente hablando, ver que se hacen daño físicamente me asustó. Para el público en general sin duda es toda una experiencia pues pueden participar con el flagelo de las piezas, todas o casi todas son interactivas... Yo sólo encontré una que tendría encantado en casa, pero que sin duda le quitaba el movimiento que tiene... Las agresiones físicas aun no las supero aunque estas sean ficticias.
 Santa Apolonia. es la pieza que más me gustó e impresiono... La tendría en casa encantado, pero... le quitaría esas pinzas que lleva en la mano. Cuando Diego me contó la historia de esa Santa, me horrorizó... ¡Cuanta pasión! y como bien dice el autor, "La pasión de los santos es en extremo tan grande que son capaces de hacerse daño así mismos" ¡wow! esa frase me impactó, Cada vez me es más claro entender mediante estos conceptos, como en verdad hay tanta gente que es feliz viviendo en conflicto. El catolicismo se tiene tan introyectado en muchas culturas que debe ser muy dificil liberarse de ideas así.  Ver esta exposición, me recordó mucho algunas ideas de mis piezas, sobre todo en la primera década de mi trabajo,  No sé si este autor está a la búsqueda de algo, pero estoy seguro que al realizar el concepto de todo esto.,, encontró un sin fin de significados. Creo que me haré fan de su trabajo, pues en la exposición había apuntes de todo esto, y su dibujo era, a mis ojos, excepcional. 
 Hay cosas que verdaderamente me encantaron... ciertos detalles, ciertas partes de las piezas... el Arte Cinético no es lo mio, pero aun con todo y eso, disfruté mucho la exposición. Y la compañía de Diego, mucho más...
 Ya en mi estudio, seguí trabajando en las cajas que tengo la de Tamayo y la condonera que estoy haciendo sólo por gusto y fetiche. Y me sorprende a mi mismo lo rápido que estoy avanzando en ello. Es muy claro que una vez que tengo el concepto en mi mente, lo demás es como decía mi padre; "Como cuchillo caliente en mantequilla" y me gusta. Quiero acabar estas piezas antes que finalice el año y quiero también tener terminado mi cuadro grande y comenzar ya con mi autorretrato 50, que dicho sea de paso, lo voy a disfrutar muchísimo. 
Rememorando el año que está por terminar... me doy cuenta de todo lo que he avanzado, de lo que he perdido, de a quienes he conocido y de a quienes jamás quiero tener cerca. La vida es así Gil, una constante ráfaga de aprendizajes,  lo importante es tener los ojos bien abiertos, el olfato bien desarrollado y un tacto a prueba de todo para ver, sentir y percibir todo el mundo maravilloso que hay a nuestro alrededor. La vida es un regalo maravilloso, Y yo estoy dispuesto a vivirla de la mejor manera.