Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

domingo, 7 de febrero de 2016

Ya en casa... Trabajando.

Después de semana y media de estar en casa de la maestra Áurea, ya estoy de nuevo en mi espacio,  en mi estudio, y todo estaba lleno de polvo, tanto que de verdad que no lo puedo creer, ¿cómo es posible?... todo estaba cerrado , en fin...  Estoy muy agradecido, porque Áurea se portó como una hermana mayor que me cuidó y atendió mientras me sentía tan mal... Le agradezco tanto, tanto que además de inspirarme y alentarme en mi trabajo creativo, además cuento con ella para cosas así. Soy afortunado Gil... algo debí haber hecho en mi otra vída, que estoy rodeado de tanta gente que me quiere... mis hermanas y hermano, mis amigos y amigas... 
Comencé con mi "Libro de artista" con el que espero participar en la galería del maestro Nahum en Tenango a finales del mes próximo. Es el primer libro que haré y tengo muchas ganas de contar en él la historia de Gilberto, mi perro, aquella historia que escribí hace años y qué perdí en una de mis computadoras... Afortunadamente tengo en uno de mis diarios la idea general y creo que la podré hacer  sin problema en ese libro... Como todo lo nuevo que he hecho, es un proceso que estoy aprendiendo, pero que sin duda, lo voy a dominar para seguir quizá con otro libro, no lo sé... Lo que tengo muy claro es que hay mucho qué hacer en mi estudio y necesito aplicarme... Tengo pendiente mi retablo, la pieza azul, el dibujo, mi niño cautivo... y lo que me falta por enlistar.
Hoy fue día de mi taller de dibujo, y creo que después de las sesiones pasadas, es la primera vez que me sentí tan fluido en mi trabajo, en la manera de percibir la figura... en la idea de regodearme en la figura.,.. Me sentí muy contento, muy libre y mucho más seguro... Ahora estoy convencido, de que con la práctica, iré mejorando... .