Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

lunes, 21 de julio de 2014

Hace una semana.

En mi mundo de fantasía en el que siempre me ha gustado estar... Mi hermana Blanca había ganado un concurso de belleza y esa era su foto promocional para el concurso... La verdad es que siempre vi a mis hermanas de una forma en que sólo yo podía verlas... Mi hermana María Luisa era la que constantemente viajaba por el mundo... y Blanca, era la modelo que posaba con el capitán de un barco y ganaba concursos de belleza...

Hay tantas cosas que puedo decir de cada uno de mis hermanos... muchísimas... y estoy seguro que mucho han sido producto de mi imaginación. Hoy, hace una semana que mi hermana al fin está donde ella quería estar desde hace  varios años, y aun que no creo en eso, quiero creer que es así, que está con mis padres y con mi hermano Alejandro. Mi tio Manuel, que es vidente, me dijo que ella estaba tranquila contenta con ellos... y con eso me quedo. Hoy lo único que quiero celebrar es la vida que tuvo, las risas que recuerdo, las carcajadas que siempre soltaba, sus frases celebres... su medio ingles cuando se despedía, los refrescos que disfrutaba, las veces que nos íbamos a comer, el cine que compartimos, de cuando me contaba de "cari", su novio... de las caras que hacía cuando veía un ratón... de cuando la ayudé a cambiarse de casa... incluso de cuando se separó de su marido y le causo un dolor tan grande que se mantuvo alejada de todo y de todos muchos años. De su búsqueda de trabajo, por que la ironía de la vida es que mis hermanas, todas, trabajaron estando casadas. habían sido educadas para ser "amas de casa" del tiempo en que vivimos juntos. La vida es así Gil... ahora estás y mañana no lo sabremos. Y aunque lamento muchísimo las cosas , la forma en que ella se aisló, ya no puedo hacer nada... 

Quiero estar bien, quiero dejar de llorar y encontrar el equilibrio, quiero estar en paz. Quiero entender que esto es así... y que no hay nada que yo pueda hacer. La vida sigue pese a nosotros mismos, afuera el mundo sigue girando, sigue la gente caminando, el sol entra y sale, la lluvia cae, y yo Gil... sigo vivo y tengo que entender que ahora es el turno de mi generación, de la camada a la que pertenezco, de la sangre que llevo aunque pido a Dios... pasen muchos años, muchísimos para llorar a otro hermano o me lloren a mi. Hermana Blanca... como tú decías... "todo está chido", así que ¡gurbai!