Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

domingo, 31 de agosto de 2014

Presenté mi catálogo


El viernes pasado, fue un día con muchas emociones encontradas... Traté de que no me afectará, pero la verdad es que desde la madrugada, poco pude dormir y desde muy temprano me levanté. Ya tenía todo listo desde el día anterior, había ido a recoger la  pieza que me prestó Paty Tovar muy temprano y me dio muchísimo gusto verla... fue, como siempre, muy amable conmigo, hacía al menos 15 años que no la veía... la veo bien a pesar de queme dice que está enferma, y en la plática me sorprendió muchísimo que me dijera que si ella faltaba, había dispuesto que el cuadro me lo dieran a mi. No supe que decir, pero agradezco que me pusiera como la opción. La verdad es que el cuadro lo lleve a casa y fue hasta el viernes que lo abrí... ¡qué impresión ver una pieza que pinte hace 21 años! me dio algo en el pecho.  

Como siempre, me acompañaron quienes pudieron y quisieron, sé que es una hora dificil y de trabajo para mucha gente, pero tambien sé que hay mucha otra más que les encanta hablar y hablar. Eche de menos a algunos, pero fueron gente que apreció muchísimo. muchos amigos, muchos... y mis hermanas. Cuando  mencioné a ella, se me cortó la voz, me sentí ridículo... me sentí avergonzado. Estuvieron todos los de la Fundación Pascual, mis compañeros de la clínica y las preguntas se tornaron muy personales, era obvio si mi trabajo lo es. Alvaro, me sorprendió hablando en su escrito de Lázaro, pero... la verdad es que gracias a él es que comencé a pintar óleo. Creo que fue muy acertado en eso, y se lo agradezco muchísimo. Él, Zardoni, es sin duda quién mejor me conoce y quien más sabe de mis proceso creativo. 

Todo se tornó muy emotivo para mi, y me sentí un poco abrumado por tanta gente que sin duda me quiere y está conmigo. Espero haber sido amable con todos y haber estado con todos al menos un momento... Me preocupaba muchísimo que se repartieran los catálogos que lleve y que no se me haya escapado nadie, pero por supuesto que se me escaparon algunos, ... y claro, hubo otros que lleve y que no asistieron, pero bueno, ya habrá oportunidad para entregarles el catálogo.
Vinieron las hermanas de Francisco, la verdad es que venir por carretera 4 horas desde Irapuato, ¡wow! se los agradezco mucho, son muy amables y el poco rato que pasé con ellas y el marido de Adriana, fue muy divertido, Alejandro el marido de Adriana, se portó amable y me ayudo a transportar las cosas a casa de Alvaro se esperaron hasta que todo mundo se fue y se los agradecí mucho. Ma habría gustado que cenáramos juntos, pero se fueron  muy rápido... en realidad habían venido únicamente a la presentación  y eso siempre se los  voy a agradecer, por que si bien, sé que fue por insistencia de Francisco, también sé que hay una amistad con ellas independientemente de mi relación con su hermano... 
Todo salió muy bien, quizás cosas medio atropelladas de último momento pero nadie se dió cuenta y el resultado fue emotivo y festivo,... Yo me sentí contento, y me siento bien... Hubo comentarios en voz alta que me sorprendieron muchísimo como el que hizo Ana de la Secretaría de Cultura... nos conocemos de hace muy poco tiempo y me tomó por sorpresa el comentario. ella es muy, muy amable... y de verdad que agradecí muchísimo que asistiera y que fuera tan gentil conmigo.

Sin duda Gil, fue una tarde encantadora, estuve rodeado de la gente que más aprecio, de mis amigos, de mis hermanas, eche de menos a Blanca, y a algunos amigos que entiendo que trabajan, hubo alguien que de verdad esperaba que asistiera, pero... quizás se le olvido o no lo sé, es ella muy importante para mi. Es tan importante que en ésta madrugada, soñé con ella, espero que esté bien... Voy a dejar pasar un tiempo y ya le haré llegar su catálogo. 

Trate por todos los medios estar bien, regresé a casa cerca de las 11 de la noche, había cenado con Benjamín y Alvaro, y de verdad que siempre estuve viendo arriba de mi para no sentir nada negativo, casi lo logré... Regresé a casa, escribí mi diario físico... leí, escuché música... distraje mi mente. Abracé a Uma y me dormí. Ayer sábado desperté muy, muy cansado... de verdad cansado. todo el día estuve recostado viendo películas, comiendo lo que tenía en la nevera, me acabé todo. Por la noche fui por pozole para cenar y me regresé a ver una película que me conmovió "infame" sobre la novela de a "Sangre fría" Truman Capote. ... Cuanta soledad puede haber en un individuo disfrazada de fatua socialización... O será que hay un espejo en estás historias para mi... No lo sé.