Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

jueves, 12 de junio de 2014

Cuando el llanto, no viene de mi.

Hoy me levanté tarde, recibí mis acostumbrados mensajes y buenos días de Daniel muy temprano... que tanto bien me hacen sentir, pero seguí  durmiendo. Y en el entre tanto, donde el sueño no es profundo, si no más bien alerta, pasaron por mi mente un sin fin de pensamientos y cosas por hacer. Soné con mis cuadros, soñé con mis hermanas, soñé con Libertad que hacía mucho no veía en mis sueños... Sentía a Uma todo el tiempo en mi espalda, y dormitando, me embargó un sentimiento de tristeza profundo... Supongo que el estrés acumulado de estos días con la situación familiar, se soltó de repente. Aunado al efavirenz, las cosas se complican. Se altera todo mi mundo... todo. Afortunadamente hubo un sol radiante que ayudo a sentir calor todo el tiempo en mi cuerpo. Me levanté y prepare café mientras hacia ejercicio... Tomé una taza y me fui con Uma al parque. Es estúpido pero ver a dos perros jugando, hizo que me soltara a llorar. Me avergüenza que alguno me vea si. Caminé y caminé para perder de vista a la gente que estaba cerca en el parque... Uma me siente, me ve con sus ojitos intrigada. Regresé a casa y me puse a pintar, así en "pants" sin bañarme, sin tender mi cama, sin ordenar la casa... Puse música y me dispuse a pintar... Mi cuadro de "Los amorosos" comienza a hostigarme, quiero terminarlo, así que so pretexto de que el otro está secando, quité del caballete el grande y me puse a trabajar en ese... A buscar la razón de por qué quería hacerlo. Y cuando encontré la razón... me asustó verme reflejado en esa búsqueda de la que habla el poema. No me siento solo, no estoy solo... pero me asustó la idea. Quité la música, no me estaba ayudando mucho, "Presiner" no es buen compañero cuando ando con el ánimo así... me causa llanto. Decía mi terapeuta que era como ponerle soundtrack a la tristeza... no, no, no...  Puse una película, tonta de tarde palomera mientras pintaba... mala idea. El resultado fue el mismo. Así que me quedé en silencio, pintando, escuchando los autos de la calle, los pájaros cantando y pensando en todo lo que tenía que hacer con la pintura... Y me fui metiendo en ella. Logré abstraer mis pensamientos para sólo sentir lo que quería hacer.  De vez en vez, pensé en mis hermanas, en mis compañeros, en las cosas que vienen, en la presentación del catálogo... en Daniel y sonreía. 

Tengo muchas cosas por las que debo sentirme feliz; Mi trabajo creativo, la salud de mis hermanas que ahí va, de a poco... en mi salud, tengo a Uma, en la vida misma, en el café que tomo en las mañanas... en la sensación del agua pasando por mi garganta, hay tanto por lo que debo sentirme feliz, lo demás Darío es estatus... y eso es nada más. Me preocupan muchas cosas... las ventas de mis cuadros, no generar ingresos de eso... quiero pintar más cosas, tengo muchas ideas en mi cabeza y quiero hacerlas... no hay material pero sé que saldrá de un momento a otro. No quiero preocuparme por eso, no quiero que eso me cause angustia, siempre se han solucionado las cosas, y siempre se solucionarán. 

Hoy me contó un amigo muy cercano de la "oportunidad" que vio con mis contactos... No me importa, supongo que el mundo es así, yo no soy así. Siempre me quedará la conciencia de que lo que yo he logrado ha sido por méritos propios y no por lo que yo pueda sacar de provecho de nadie. El camino es más largo... si, pero es más autentico. Y eso Gilberto... eso es lo que debe importar. 

Casi termino con esta pieza, la dejaré descansar mientras seca, y seguiré trabajando con el cuadro de mis amigos Francisco y Felipe... quiero terminarlo quiero  concluir con eso también.  estoy seguro que mañana ya podré trabajar en el... 

Trabajar pintando es mi vida... y eso es lo que debo valorar siempre. Poco a poco todo va acomodándose, poco a poco. Y mientras, mis mañanas siguen llenas de mensajes de amor y de esos ojos... que me conmueven tanto.