Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

domingo, 22 de junio de 2014

En el solsticio, "Los amorosos" llegan...

Me llevó mucho tiempo terminar ésta pieza, primero por que tenía la de Francisco y Felipe encima, después, por que perdí la razón por la que quería hacerla y al final, por qué la hice mucho más de mi imaginación, el modelo desapareció... como muchos lo han hecho. Me encanta cuando me dicen, que quieren posar y al final, no terminan... Siempre he preferido ser yo el que le pida a alguien que pose para mi... siempre es mucho mejor ser yo quien encuentre en el otro lo que a mi me provoca. Y bueno con todo y todo... terminé la pieza. creo que la idea de las rosas le va bien, por aquello de que el amor puede espinar si no se toma con cuidado... no lo pensé así, pero al final, es lo que me vino a la cabeza. 

Por ahora, no tengo lienzo para pintar, no tengo papel para dibujar, espero en cuanto me caiga un poco de dinero pellizcar como dicen las mamás un poco de mis gastos para comprar material, no puedo estar sin trabajar... me voy a poner muy loco. Claro que tengo las libretas y puedo dibujar, pero quiero comenzar con las ideas que tengo para el cuadro con Daniel. No quiero desesperar, ya llegará el momento para hacerlo y será algo bueno. 
Ayer al firmar la pieza, saqué mi cera para trabajar mi escultura, limpié mis estiques y me puse a trabajar un rato en ella...  ya la tengo en uno de los pedestales del otro lado del estudio para poder tener más luz y trabajar... es muy diferente manipular la cera que la plastilina. pero estoy seguro que lo lograré. Quiero cambiarle un poco las facciones del rostro, la nariz quizas, dejar que ya no se parezca a Víctor que era el modelo original de ese molde. al final... la razón por la que hice eso ya no existe... ahora tengo otras razones y quiero hacer lo que por la falta de destreza técnica en su momento no hice, quiero que tenga alas... siempre la pensé así. Que fuera un hombre alado.

Ayer sábado me la pasé encerrado en casa, trabajando, llovió tanto y me pone tan nervioso,  que me serví una copa de vino para relajarme, no suelo tomar vino sin comida y claro me cayó de peso... Me comenzó a dar sueño. Me senté un momento en el sillón y caí en sueño profundo, comencé a soñar... soné mucho sol, la playa y unos pies desnudos junto a mi, me llamó la atención y los miré detenidamente, había mucho, mucho sol... eran los pies de Daniel, alcé los ojos y me dijo -murió Darío-  me asusté... desperté sobresaltado.