Si vas a usar alguna imagen de este blog, agradeceré mucho que des el crédito que corresponde, correctamente

jueves, 5 de junio de 2014

Mañanas frías pero cálidas.

 Siempre es mejor comenzar un cuadro de nuevo que rehacerlo... y siempre me da un miedo terrible que eso me suceda... Sin embargo, prefiero hacerlo que corregir algo. Afortunadamente, logré, creo, rehacer el rostro de ésta pieza. La verdad me ha perturbado muchísimo ésta comisión, no es fácil hacer lo que alguien traen en mente y aun que para mi me representa un reto... siempre me asusta no lograrlo. Originalmente había hecho algunas modificaciones al rostro que hicieron que la percepción fuera distinta... tuve que hacer un apunte en óleo más grande para acercarme más a lo que me decían por qué de verdad, me costo muchísimo trabajo verlo. Parece que ya va mucho mejor. Y lo demás va fluyendo de manera más natural, la ropa, las flores, todo lo demás... me siento mucho más tranquilo, mucho más en armonía con  lo que estoy haciendo en mi estudio. Quiero terminar esta pieza y hacerlo bien, que les guste... por que de entrada a mi mismo me emociona la idea, son dos amigos que tienen ya 20 años juntos... y quiero hacer honor a ello.  Hay por ahí varios pendientes que probablemente haré... está la idea de un díptico  que incluya una pintura y una escultura,.. como la que hice hace años. Con un tema erótico, se me antoja muchísimo...  Quiero terminar también "los amorosos", no quiero perder la intención del por qué surgió esa idea... al final, sencillamente habla de lo que creo con respecto al amor y las sensaciones provocadas por mi. Por supuesto nada tiene que ver con el modelo del cuadro... sólo hablo de mis emociones y estoy usando su imagen, que como ya nunca más regresó a trabajar conmigo, terminará siendo cualquiera menos él.  Y eso... está bien. Es una pieza que me gusta mucho y quiero terminarla antes de comenzar con las idea que me ha provocado la presencia de Daniel en éste país... 

El clima en la ciudad está de lo más raro... pero ha llovido mucho menos que el año pasado. Amanece húmedo, frío y silencioso... poco a poco va saliendo el sol, de a poco. y la humedad se respira por todos lados.  Pero me siento bien con eso... hay una calidez en mi interior que me da mucha paz, mucha tranquilidad. Mis estados de ánimo son buenos, y mi productividad, aunque lenta por el cuadro del retrato... no cesa mi necesidad de hacer cosas y me asaltan de un momento a otro las ideas que por supuesto anoto para poder llevar a cabo. Anoto en mis diarios un sin fin de cosas que embargan mis pensamientos... Siempre he tenido esa necesidad de guardar lo que veo, escucho y lo que me dicen... Pocas veces releo. Pero hacerlo es descargar mi pensamiento y me ayuda a elaborar muchas cosas y por supuesto a concretar ideas. 

Fui jurado en un concurso nacional de pintura infantil, pero sólo para  mi ciudad. La experiencia fue buena, conocí a dos chicas del ámbito cultural... cuando veo personalidades como esas, me preguntó, ¿por qué no soy así?... la respuesta es simple.. yo soy de ésta forma y me gusta serlo, aunque en ello lleve el precio que siempre es costoso. 

Hay muchas cosas de las que me gustaría hablar... pero son tan sensitivas que me cuesta trabajo expresarlas... Me siento en un momento de mi vida, con total tranquilidad. Sin angustias mentales de si esto o aquello... Las cosas son como están y así como están es suficiente para mi. Tengo la tranquilidad de saberme acompañado en mis pensamientos más íntimos y la libertad de ser quien quiera ser. De compartir... de tomar y dejar ir... de amar y sentirme amado. Así, sin mentirás ni ataduras,,, sin miedos a ser quienes somos, sin hipocresías y doble moral. Hacía 10 años que no sentía ese calor en el pecho... pero a diferencia de aquellos años. Me siento libre. Los vínculos creados son de una magnitud mucho más profunda y con certezas, mucho más claras. ¡soy feliz! ¡como una lombriz!